El equinoccio de primavera se produjo este miércoles 20 de marzo a las 22:58, hora peninsular. Coincidiendo con la llegada de la nueva estación y recibiendo la primera noche de primavera, hemos asistido también a otro fenómeno de la naturaleza: 'la superluna de gusano', que nos permite observar la luna un 14% más grande y un 30% más brillante.

Ha ido la tercera superluna del 2019 y se ha podido contemplar en todo su esplendor a las 02:44h del 21 de marzo. Además, no tendremos la oportunidad de volver a ver una 'superluna de gusano' hasta 2030, así como tampoco veremos cualquier otro tipo de superluna hasta el 9 de marzo de 2020. La última superluna que coincidió con el equinoccio de primavera fue en 2000.


La luna llena sobre la catedral de Santiago de Compostela. (EFE).

¿Cuál es el origen del nombre 'superluna de gusano'?

El nombre de 'superluna de gusano' se debe al deshielo primaveral que comienza en el hemisferio norte. Con la llegada de esta nueva estación y la subida paulatina de las temperaturas, los gusanos salen de la tierra, de ahí el nombre de este fenómeno.


La superluna que anuncia la primavera ilumina el cielo en Karancskeszi (Hungría). (EFE).

En 1930 los campesinos nativos de Norteamerica ponían un nombre diferente a las superlunas, según el mes en el que se producían. De este modo, a la luna llena de diciembre se la conoce como 'luna fría', a la que vivimos en enero 'luna de sangre de lobo' y a la de febrero 'luna de nieve'.