Según informa, la Benemérita tuvo conocimiento de estos hechos a través de las redes sociales, puesto que una asociación animalista de la zona de Ribeira había rescatado al can, que se encontraba con una pata totalmente hinchada.

Finalmente, un veterinario determinó que el animal sufría un sarcoma muy avanzado en dicha extremidad que se había convertido en metástasis. La pata tuvo que ser amputada.

Actualmente, el perro convive con una familia de acogida que de manera voluntaria le brinda la atención sanitaria necesaria.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.