Mallada (PP) apuesta por 'compaginar' la campaña electoral con el 'respeto' a la
Mallada (PP) apuesta por 'compaginar' la campaña electoral con el 'respeto' a la PP

La candidata del PP a la Presidencia del Principado de Asturias, Teresa Mallada, ha afirmado este miércoles que está sufriendo una campaña de "acoso y derribo". La política asturiana se ha pronunciado en estos términos tras la filtración en determinados círculos estos días de un informe de auditoría fechado en 2015 cuando ella era presidenta de la empresa pública Hulleras del Norte S.A. (Hunosa) y que habría advertido de algunos gastos relativos a ropa de bebé, chicles, quitaesmaltes o marisco.

"A quienes urden estas acciones de desinformación les digo, ya, de una vez, que centrémonos en lo que importa", ha señalado la candidata del PP, que ha insistido en que su actuación al frente de Hunosa, que pertenece a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), ha sido en todo momento "transparente y eficaz".

El informe ha trascendido precisamente pocos días después de que se hiciese público que Mallada, junto al resto de la corporación a la que pertenecía, en el municipio de Aller, estaba siendo investigada por un presunto delito de prevaricacion administrativa por la cesión del Ayuntamiento de unos terrenos al Montepío de la Minería para construir la residencia de Felechosa.

Mallada ya dijo entonces que el asunto carecía de importancia, que ella era en ese momento una simple concejal de la oposición y que la decisión, adoptada en el pleno, fue incluso aceptada por el Gobierno del Principado de Asturias.

TENSIÓN EN EL PP ASTURIANO

Todas estas informaciones sobre Mallada llegan en un contexto de un clima de tensión en el PP de Asturias, después de que Pablo Casado optase porque encabezase ella la lista electoral y no la presidenta del partido en Asturias, Mercedes Fernández. Hace unos días, Génova decidió destituir al secretario general del PP regional, Luis Venta, por enviar presuntamente una anónimo amenazante a un compañero. Venta que sigue en el grupo parlamentario asturiano, junto a Mercedes Fernández, ha sido objeto de fuertes críticas por parte de Mallada.

En este marco han llegado las noticias relativas a este nuevo informe de auditoría sobre su etapa en Hunosa. "Quienes buscan denigrarme tendrán que esforzarse más porque en ese informa no encontrarán ni una sola cosa que no pueda explicarse con entereza", ha subrayado.

"El pensamiento libre supone una amenaza para muchos, para quienes llevan años viviendo de la política, para aquellos que quieren ganar unas elecciones por la vanagloria personal, para quienes no saben dedicarse al buen hacer, al entrenamiento y la carrera y solo saben poner zancadillas a su alrededor", ha dicho Mallada.

Afirma que existe un "plan orquestado" contra ella que incluye "retorcer" ese informe. "Es una campaña dirigida por el odio, la inquina y, sobre todo, por el miedo a que el PP, conmigo al frente, gobierne Asturias y nos saque de este marasmo en el que el PSOE ha tenido a la región hasta ahora", ha señalado en unas declaraciones recogidas por Europa Press.

Aunque reconoce que le entristece la situación, afirma que no le van a callar porque no ha cometido ninguna irregularidad y porque durante su mandato en Hunosa consiguieron gracias al esfuerzo de todos los trabajadores sus colaboradores más cercanos "evitar el cierre fulminante al que estaba avocada la empresa y pusimos unos cimientos sólidos en su viabilidad, dotándola de un futuro prometedor a través de la diversificación y la innovación".

INFORME DE HUNOSA

Desde el equipo de Mallada han explicado además, que el informe, fechado en diciembre 2015, fue objeto de alegaciones por parte de Mallada en el año 2016. Pasó al departamento de Auditoría de la SEPI y nadie detectó irregularidades.

De hecho, señalan que la SEPI ha tenido durante este tiempo a tres presidentes diferentes y distintos equipos de Auditoría, tanto en Hunosa como en la SEPI. Ninguno cuestionó los gastos, porque si hubiesen detectado alguna ilegalidad, lo habrían enviado al Tribunal de Cuentas.

El documento ni siquiera aparece en el apartado de Transparencia de la web de la compañía pública, empresa que tampoco ha querido pronunciarse. Está firmado por el entonces director de Auditoría Interna de Hunosa.

Concluye el auditor que la empresa incluyó dentro del concepto de

'Anticipos de Viaje a la presidenta' desde el 1 de enero de 2012 al 30 de junio de 2015 un total de 138 facturas por un importe de 12.078 euros con un riesgo alto o muy alto de falta de justificación.

Mallada a dejado claro que no tiene nada que ocultar y que está dispuesta a dar todo tipo de explicaciones. En el diario La Nueva España ha dicho que gran parte de los gastos que salen en ese informe fueron realizados a instancias de la jefa de Protocolo de Hunosa en aquella época, una "persona de máxima confianza de la presidenta del PP, Mercedes Fernández, y tesorera del partido en Asturias".

En lo que se refiere a la compra de marisco, está incluida en unas serie de gastos que suman 1.977 euros. Mallada explica que forma parte de una catering para una reunión que hubo en Madrid y a la que asistieron el presidente de la SEPI, Ramón Aguirre y otros directores de la sociedad estatal. El asunto lo llevó la jefa de Protocolo, ha apuntado Mallada.

Por lo que se refiere a la compras de ropa para bebé, chicles y quitaesmalte se incluyen, entre otros conceptos, en una serie de facturas que suman 751 euros. Mallada también ha explicado los detalles de estas compras. El quitaesmalte, por ejemplo, fue para limpiar el cristal de una fotocopiadora. En cuanto a la ropa de bebé ha dicho que fue para un detalle por el nacimiento del hijo de la directora de Carbunión. Supuso 69,9 euros.

Consulta aquí más noticias de Asturias.