Sevilla.-La economía crecerá un 2,4% y el empleo, un 2,4% en 2019, según el baró
Sevilla.-La economía crecerá un 2,4% y el empleo, un 2,4% en 2019, según el baró UNIVERSIDAD LOYOLA

El Colegio de Economistas de Sevilla y la Universidad Loyola han presentado este miércoles el Barómetro Económico de Sevilla, en el que se recoge que la economía sevillana crecerá un 2,4 por ciento en 2019, por encima de la andaluza y de la nacional, mientras que el empleo subirá un 2,9 por ciento, haciendo que la tasa de paro pueda bajar hasta el 19,8 por ciento.

El barómetro ha sido detallado por el decano del Colegio profesional de Economistas de Sevilla, Francisco Tato Jiménez; la presidenta de la Comisión de Estudios de este colegio, María del Pópulo Pablo Romero, y la profesora del Departamento de Economía de la Universidad Loyola y directora ejecutiva del informe, María del Carmen Delgado López.

El documento señala que el Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia podría crecer en el primer trimestre del año un 0,6 por ciento, en línea con el regional y nacional, mientras que para el conjunto del año se prevé que la economía sevillana registre un incremento del 2,4 por ciento, dos décimas por encima de la regional y la estatal, "posiblemente respaldado por una mayor fortaleza de la demanda interna". Asimismo, el nivel de precios se sitúa en línea con el de España y Andalucía, con un aumento del 1,8 por ciento.

También, se hace mención a los "signos de fortaleza" del mercado laboral, con una subida de la ocupación en 2019 de entorno al 3,5 por ciento, llevando a la tasa de paro a bajar el umbral del 20 por ciento y situarse en el 19,8 por ciento. Aunque los datos ajustados de estacionalidad indican que el ritmo de creación de empleo puede ser "relativamente menor" en la provincia que en Andalucía, la tasa de paro sevillana (20,94%) se situó en 2018 por debajo de la regional (21,26%). Se han producido incrementos en las contrataciones del sector servicios y, en menor medida, en la construcción y la industria.

En este marco, Tato ha explicado que este informe analiza la situación presente, realiza un diagnóstico y plantea unas previsiones para ayudar en la toma de decisiones. Además, destaca la importancia de que el ciudadano tenga conocimientos básicos de economía en su toma de decisiones. "Eso lo saben bien nuestras madres, las primeras economistas que conocimos, que lo aplicaban a la economía doméstica", señala.

Tras hacer un recorrido por el contexto global, ha advertido del impacto que podría tener un "Brexit duro" al empleo, especialmente al sector turístico, algo ante lo que Pablo añade también la afección principal al sector agrícola en Almería, Huelva y Sevilla, por este orden.

Pese a esa incertidumbre, Delgado advierte del crecimiento que se está produciendo, "sin atisbo de recesión, aunque sí algo de desaceleración" en Sevilla, Andalucía y España, ante lo que menciona las "tensiones internacionales". Por ello, considera que, además de centrarse en sectores como el turismo, que en Sevilla es "fuerte y robusto", habría que apostar por otros con más I+D que generen una mayor productividad.

EVOLUCIÓN POSITIVA DE LOS PRINCIPALES INDICADORES

En este marco, se señala que han tenido una evolución positiva desde la salida de la crisis los principales indicadores económicos de Sevilla, como el consumo de energía eléctrica, la matriculación de vehículos, el número de pernoctaciones en el sector turismo, el índice de confianza empresarial o el sector exterior.

Así, la matriculación de turismos en Sevilla ha seguido la tendencia andaluza en los últimos años y muestra un mejor comportamiento relativo en los últimos meses. Además, las pernoctaciones continúan subiendo desde 2015 en la provincia, con una especial intensidad durante 2018, lo que conlleva a que el sector turístico "aumente su participación activa en la economía", y la confianza de los empresarios de la provincia se mantiene por encima de la media andaluza, aunque acusa una tendencia "decreciente" desde la segunda mitad de 2018.

Del mismo modo, el sector exterior también ha tenido un comportamiento positivo en la economía sevillana, pese a mostrar signos de "peor desempeño" en 2018 por el "deterioro" del contexto internacional. El saldo entre las exportaciones y las importaciones sevillanas continúa siendo positivo y, de hecho, el 21 por ciento de las exportaciones andaluzas en 2018 proviene de empresas de Sevilla.

El barómetro incluye el denominado 'Índice BES' para monitorizar la evolución de la actividad económica en la provincia sevillana y donde se comparan todos los indicadores claves por trimestres. Así, comparando el tercer y el cuarto trimestre de 2018, en términos medios de todos los indicadores, se muestra una "desaceleración" de la actividad económica marcada por el "peor desempeño exterior" y, en menor medida, por la bajada de la confianza empresarial. Se advierte de que esa desaceleración "parece haber sido más intensa en Sevilla que en Andalucía".

AUMENTO DE OCUPACIÓN ANDALUZA SIN LLEGAR A LA TASA NACIONAL

Por último, se ha hecho referencia al informe periódico de Loyola Economic Outlook, realizado por la Universidad Loyola, en el que se detalla que España "resiste bien" la desaceleración, con un crecimiento previsto del PIB de 2,2 por ciento en 2019 ante al 1,5 por ciento de la Unión Europea, mientras que países como Alemania o Italia cuentan con previsiones del 1,1 y del 0,2 por ciento, respectivamente.

En cuanto a Andalucía, se menciona una tasa de crecimiento anual del PIB similar al nacional, del 2,2 por ciento, mientras que la ocupación laboral puede aumentar ligeramente por encima en el mismo año, con un 1,8 por ciento. Pese a ello, se recalca que esto "no será suficiente para reducir el diferencial de desempleo con respecto a la economía española, en tanto que la tasa de paro puede situarse en torno al 21,7 por ciento en 2019".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.