La operación continúa abierta pues la investigación apunta a que también participaron otras dos personas, de las cuales una ya ha sido identificada, y los servicios policiales trabajan también en identificar a la otra y en el "total esclarecimiento" de lo ocurrido. En cuanto a los dos detenidos, ya han sido puestos a disposición judicial.

Según la denuncia, presentada por el apoderado de la empresa el 20 de febrero, durante la noche previa alguien había accedido al interior de las instalaciones, por una puerta trasera, y una vez en el interior había forzado otras puertas de un despacho y de oficinas, donde los responsables del negocio guardaban "puntualmente" el dinero, que iban a ingresar en el banco "ese mismo día".

La investigación, tal y como ha informado la Comisaría Provincial a Europa Press, recoge que uno de los identificados cogió el vehículo de su cuñado, sin conocimiento de éste, y fue junto a otros jóvenes, conocidos policialmente por sus antecedentes por diferentes hechos delictivos, hasta el centro comercial de Capuchinos.

Allí, en unos de los establecimientos, los jóvenes compraron una palanca de desencofrar, conocida en el argot como "pata de cabra", y dos pares de guantes de nitrilo.

Durante la madrugada, en el mismo vehículo y con los útiles adquiridos, tres de los varones presuntamenteforzaron la puerta de entrada y se apoderaron del dinero, mientas un cuarto, el que fue identificado por los agentes como el que cogió el coche de su cuñado, permaneció en el exterior en actitud vigilante.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.