Pasajeros con maletas en un aeropuerto
Pasajeros con sus maletas en los pasillos de un aeropuerto. EUROPA PRESS

A 1 de enero de 2019 había 2.545.729 personas de nacionalidad española inscritas como residentes en el extranjero, esto es 62.921 más que un año antes, un 2,5% más, pero el menor creicimiento de los últimos diez años. Entonces, en 2010-2011, el ritmo de españoles saliendo a vivir fuera crecía al 8%.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha hecho público este miércoles el dato más actual del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), en el que consta que la mayoría de ellos (61%) tenía fijada su residencia en América, el 34,5% en Europa y el 3,6% en países del resto del mundo.

Una de las particularidades de este censo, correspondiente a 2019, es que dos de cada tres inscritos son personas nacidas fuera de España pero con la nacionalidad. Y en su mayoría retornan al lugar de origen. Así, solamente el 32,2% de los españoles residentes en el extranjero nacieron en España, el 58,6% en su actual país de residencia y el 8,9% en otros países.

De hecho, en 2018 los españoles nacidos en España que se inscribieron en el extranjero fueron el número más bajo de los últimos cinco años: 52.717 personas (ver gráfico).

El 15,7% de los inscritos en el PERE a 1 de enero de 2019 tenía menos de 16 años, el 62,6% tenía de 16 a 64 y el 21,7% 65 o más años.

Menos españoles en Venezuela

Por países, los que tienen más españoles residiendo en ellos son Argentina (465.666), Francia (262.448) y Alemania (160.727). Y entre los países con más de 10.000 españoles, los mayores aumentos relativos en el último año han sido en Reino Unido (8,8%), Marruecos (7,2%) y Suecia (6,9%).

Por contraen Venezuela la población española registró un descenso del 9,2%. En este país estaban registrados 167.255 españoles a 1 de enero de 2018. Un año después son 151.915 (-15.340). Y es el único país de los que asume más población española que la pierde este año.