Los agentes se encontraban de servicio por una calle del polígono industrial de San Leonardo de Yagüe cuando observaron como el animal se encontraba atrapado alrededor del cuello con un cable de acero, presentando un estado débil debido al esfuerzo realizado en sus intentos por soltarse del cable.

Los agentes consiguieron liberar y rescatar al animal, lo introdujeron en un trasportín para devolverlo al medio natural tras comprobar que el animal se encontraba recuperado.

La Guardia Civil, una vez realizadas las averiguaciones, descubrió que el lazo fue colocado por la persona investigada, con el fin de evitar la entrada de este tipo de depredadores en su terreno.

Las personas que cometen este tipo de delitos pueden enfrentarse a penas de prisión de cuatro meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses y en cualquier caso, la de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho cazar o pescar por tiempo de uno a tres años.

Consulta aquí más noticias de Soria.