Central nuclear en Angra dos Reis
Centeral nuclear en Angra Dos Reis Sturm / WIKIMEDIA COMMONS

Un grupo de hombres armados disparó este martes contra un convoy que transportaba una carga de uranio enriquecido hacia las plantas nucleares que Brasil opera en la ciudad de Angra dos Reis según han informado fuerzas policiales y la empresa que explota la central.

El tiroteo se registró hacia las 12.00 hora local de este martes en la carretera que bordea el litoral sur del estado de Río de Janeiro a su paso por la ciudad de Frade, a unos 30 kilómetros de Angra dos Reis cuando los pistoleros, al parecer narcotraficantes de la región armados con fusiles, se sorprendieron al ver la reforzada escolta policial que acompañaba a la caravana y dispararon hacia los vehículos.

Los policías que custodiaban el convoy respondieron al ataque abriendo fuego contra los pistoleros.

Tanto la estatal Industrias Nucleares de Brasil, responsable por el enriquecimiento del uranio en el país, como la generadora Eletrobras, propietaria de las tres plantas nucleares del país, descartan que se tratara de un intento de asalto o de un ataque a la carga del combustible.

Igualmente descartan que un probable impacto de bala en los contenedores con el uranio enriquecido pudiese provocar un accidente nuclear.

De acuerdo con Eletronuclear (subsidiaria de Centrais Elétricas Brasileiras SA), la caravana, que había partido de las plantas de enriquecimiento de uranio de la INB en la ciudad de Resende y se dirigía a Angra dos Reis, en efecto "fue atacada por bandidos", pero el cargamento destinado a abastecer la planta nuclear de Angra 2 "llegó a la central nuclear en el horario previsto".

Según la empresa, cuando los miembros de la caravana escucharon disparos activaron un plan de contingencia que movilizó a miembros del Batallón de Choque de la Policía Militarizada y de la Policía Federal de Carreteras parara garantizar la seguridad de la carga.

"Tras el paso de la caravana, algunos bandidos, asustados con la reforzada presencia policial, llegaron a efectuar disparos contra una patrulla de la Policía Federal de Carreteras. Los policías reaccionaron pero no hubo heridos ni daños materiales", según un comunicado de la empresa.

La estatal explicó que el uranio transportado siempre es acondicionado en contenedores metálicos especialmente fabricados para este tipo de operación y que cuentan con resistencia a caídas, incendios o impactos.

"Si un disparo de arma de fuego llega a atravesar la protección, podría damnificar el combustible nuclear, pero eso no colocaría en riesgo ni la población ni el medio ambiente. Ello debido a que el uranio presente en los elementos combustibles está en estado natural, por lo que tiene el mismo nivel de radiactividad que en la naturaleza", agrega la nota.

Pese a las aclaraciones, el alcalde de Angra dos Reis, alertó sobre los riesgos de un posible ataque a una carga de uranio en la región.

"Infelizmente pasaron a ser frecuentes los ataques de criminales en esa región. Atacan patrullas de la Policía. Una región turística se convirtió en peligrosa"admitió el inspector José Helio Macedo, vocero de la Policía Federal de Carreteras, al referirse a la creciente presencia de bandas de narcotraficantes en el balneario de Angra dos Reis.

El combustible nuclear, que se utiliza en los reactores de las plantas Angra 1 y Angra 2, se produce en la región de Resende, una ciudad en el interior del estado de Río de Janeiro, a alrededor de 130 kilómetros de Angra dos Reis.

Brasil sólo produce uranio enriquecido para su uso en plantas eléctricas, bajo supervisión de la Agencia Internacional de Energía Atómica.