El primer episodio de violencia de género sucedió sobre las 16.50 horas, en una vivienda de Santiago el Mayor. Mediante llamada al '1-1-2', un testigo informó que estaba viendo a una mujer pedir ayuda desde el balcón de una vivienda.

Al lugar acudieron policías del Grupo Policía de Barrio y del Equipo de Protección y Atención a la familia, a quienes la víctima les manifestó que cuando requirió la ayuda de su marido para atender a sus hijas, menores de edad, éste se negó y comenzó a vejarla, amenazarla y golpearla con bofetadas, puñetazos y patadas en cara, cabeza, muslos y glúteos.

La mujer presentaba signos de agresión en varias zonas del cuerpo y recibió asistencia sanitaria en el lugar, sin precisar traslado a hospital.

Su marido, presunto agresor, se había marchado y fue localizado y detenido posteriormente en el Barrio del Progreso, instruyendo diligencias en dependencias policiales para el Juzgado de Guardia por lo sucedido.

El segundo episodio ocurrió sobre las 22.45 horas, cuando un testigo comunicó a la Sala del '092' que estaba observando a un hombre intentando quitarle el móvil a una mujer en el Barrio del Carmen.

Agentes del Grupo de Seguridad Ciudadana comprobaron que se trataba de una agresión de género. La víctima, una mujer joven, refirió a los policías que el agresor había sido su pareja, que le había pedido que le entregara su teléfono móvil, zarandeándola para conseguirlo y al negarse ella y resistirse le había propinado un puñetazo en la cara (presentaba contusiones en pómulo derecho y frente); versión que fue corroborada por una testigo de lo sucedido.

Por este motivo se procedió a la detención del acusado y su traslado a dependencias policiales, donde se instruyeron diligencias.

Consulta aquí más noticias de Murcia.