Madre de los niños de Godella
María G., madre de los niños asesinados en Godella, detenida como sospechosa del crimen. AGENCIA ATLAS

Una funcionaria de prisiones de la cárcel de Picassent ha informado este martes en el programa Al Día de Cuatro sobre el estado de salud de María, la presunta parricida de Godella.

A pesar de que, hasta esta mañana, los dos padres se encontraban "muy tranquilos", hecho que sorprendía a los funcionarios de prisiones, la funcionaria ha detallado el cambio radical que ha sufrido la madre este mediodía de manera imprevista.

Según fuentes que trabajan en el mismo lugar, la asesina que mató a sus hijos a golpes en nombre de "El Creador" ha protagonizado un episodio muy violento. "Sin previo aviso, María se ha puesto a dar puñetazos y patadas y a escupir. Era tal la violencia que presentaba, que han tenido que reducirla", informa la citada funcionaria. "Decía que quería hablar con sus hijos, que nosotros pertenecíamos a la secta y que la queríamos envenenar".

El Juzgado de Instrucción número 4 de Paterna decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de María G. por el supuesto asesinato de sus hijos, un niño de 3 años y medio y una bebé de 5 meses el pasado domingo.

La detenida fue interrogada por el juez en el Hospital de Llíria, centro de salud en el que permanecía en la unidad de psiquiatría.

Según fuentes de la investigación, los resultados de la autopsia desvelaron que los cadáveres de los menores presentaban golpes en la cabeza. La madre al parecer sufre desequilibrio mental y alucinacones y el día del fallecimiento de los niños sufrió un brote psicótico.