Dependencia, discapacitado
La Junta de Andalucía ha desvelado un "nuevo engaño" en las listas de espera de la dependencia. ARCHIVO

"Ha habido una falta de humanidad que a mí me da vergüenza". Con estas palabras se ha referido este martes la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, al "nuevo engaño" del anterior Gobierno socialista, esta vez en relación a la lista de espera de la dependencia, un sistema que actualmente atiende en la comunidad a 212.243 personas. Un "fraude" que se suma al denunciado hace unas semanas en relación a las listas de espera sanitarias, que revelaron más de medio millón de pacientes "ocultos".

Y es que, según un informe presentado en el Consejo de Gobierno, hay 34.373 andaluces que han solicitado entrar al sistema, pero que ni siquiera han sido valorados y que, según ha denunciado el Ejecutivo, no figuraban en las estadísticas oficiales que ofrecía el anterior Gobierno.

Estos se suman a las 75.097 personas, recogidas en las cifras oficiales, que sí están valoradas, pero a la espera de que se elabore el Programa Individual de Atención (PIA), paso previo a la concesión de alguna de las prestaciones que contempla el sistema –centros de día, residencias de mayores, ayuda a domicilio, etc.–. De estas, 49.672 tienen reconocido un grado I (dependencia moderada); 17.229 son de grado II (dependencia severa); y 8.196 –313 de ellos, menores de entre 3 y 18 años– pertenecen al grado III (gran dependencia), es decir, que necesitan "una persona a su lado las 24 horas del día ya que no tienen ninguna autonomía".

Así, la lista de espera "real" de la dependencia en Andalucía asciende a 109.470 personas, "un 45,8% más" que lo que reflejaban las cifras oficiales. Pero no es todo, ya que, según ha explicado Ruiz, aún hay un número "indeterminado" de andaluces que han presentado su solicitud por escrito, pero sin que esta se haya informatizado, por lo que no constan en ningún registro. No en vano, la responsable del ramo ha señalado que el informe presentado, que "ha conmovido a todo el Consejo", ha sido "difícil de conseguir debido a la falta de transparencia" del anterior Ejecutivo.

Con estos nuevos datos sobre la mesa, Ruiz se ha referido a un "colapso" en las listas de espera de la dependencia "desde hace doce años", debido al "incumplimiento total y absoluto de la Ley de Dependencia", incumpliéndose el plazo de seis meses que marca la normativa para dar respuesta a las solicitudes, debido a la existencia de una "dejación de funciones" de la anterior Junta.

Plan de choque

Para frenar esta situación, su departamento va a poner en marcha un plan de choque con una inversión de 77 millones de euros, que "no es la panacea, ni una varita mágica, porque no podemos resolver en dos meses lo de 37 años", pero que comenzará por impulsar la digitalización del sistema para "dejar de ser la Adminitración del siglo XIX y convertirse en la del sigo XXI", intentando aflorar así a esos solicitantes "ocultos" que no figuran en ningún sitio.

Entre las medidas del plan, destaca la unificación en uno solo de los dos actuales procesos para el reconocimiento de la dependencia y la concesión de las ayudas, facilitar la interoperabilidad con otros sistemas que tengan relación con la dependencia, como el de salud o el de empleo, e implantar un Sistema de Información Integral de Gestión para agilizar el procedimiento, de manera que tanto las administraciones como las entidades prestadoras de servicios puedan acceder a la misma base de datos en tiempo real.

El PSOE-A ha manifestado que "da miedo" lo que la Junta puede hacer con la dependencia en la región. Y ha denunciado que el Ejecutivo "miente, manipula y tergiversa" cuando habla de "colapso" en las listas de espera. "El PP nunca se ha sentido cómodo" con esta ley, han afirmado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.