Sevilla.-Empresas de sanidad ambiental urgen actuar ante cotorras al afectar fau
Sevilla.-Empresas de sanidad ambiental urgen actuar ante cotorras al afectar fau ANECPLA

En un comunicado, señala que ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla son algunas de las localidades más afectadas por las "decenas de miles de ejemplares que campan a sus anchas por parques y jardines", si bien "ya se empiezan a extender más allá de los núcleos urbanos". Así, recomienda medidas como el control y la retirada de huevos en la época de anidación, sobre todo durante el invierno, además de la captura y reducción del número de ejemplares adultos.

Aunque indica que no se puede determinar con exactitud las causas de su elevado crecimiento, se menciona su elevada capacidad de adaptación, la "ausencia real" de depredadores o el "cada vez mayor abandono" registrado de ejemplares por parte de particulares que los adquieren como mascotas, en primera instancia.

"Es importante que se ataje este problema por parte de las administraciones", demanda la directora general de Anecpla, Milagros Fernández de Lezeta, que advierte de que, "a los tradicionales factores que contribuyen a la expansión de ciertas especies que representan algún tipo de riesgo para la salud, el bienestar de los ciudadanos y la biodiversidad, se les suman el cambio climático y el tráfico internacional de mercancías y de personas" continúa diciendo".

Por ello, pide un control "eficiente y a tiempo" para atajar la problemática de las cotorras y otra serie de especies invasoras y plagas, teniendo en cuenta, además, que afecta a la flora y fauna de la zona donde se encuentra.

MURCIÉLAGOS, CERNÍCALOS O GORRIONES, EN PELIGRO

De hecho, pone como ejemplo que el murciélago más grande de Europa, el nóctulo mayor o Nyctalus lasiopterus, "refugiado en el sevillano Parque de María Luisa desde hace más de 50 años, vive ahora atosigado por la cotorra de Kramer que picotea agresivamente sus finas alas hasta que éstos caen al suelo y son devorados por ratas, gatos y otro tipo de animales". Ello se debe a que los pequeños nidos de estos murciélagos fabricados en lo alto de los árboles son aprovechados por las cotorras para criar a sus polluelos.

También, señala que se produce la reducción de la población del cernícalo primilla, especie catalogada en peligro de extinción y cuyo número de individuos ha descendido en un 53 por ciento en los últimos años por la misma causa que los murciélagos, "la ocupación de sus lugares de nidificación y la violencia ejercida por las cotorras". Asimismo, indica que gorriones y palomas son otras dos especies de aves "directamente afectadas por la invasión de cotorras".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.