GOBIERNO DE CANARIAS

Así, es la ULPGC la que lidera este documento, que se encuentra en proceso de ejecución y debe estar finalizado y entregado antes del 31 de diciembre de este año.

"Pretendemos que este plan sea la herramienta que posibilite el conocimiento de la realidad de la lucha canaria, así como las acciones que debemos desarrollar para su actualización. El objetivo es maximizar su impacto en la sociedad canaria sin perder por ello sus valores tradicionales y culturales", explicó Castellano.

En esa línea, dijo que se buscará "el consenso y el diálogo" pues la elaboración del plan es un "proceso vivo y abierto, que busca la coordinación y las sinergias con otras actuaciones que llevan a cabo distintas áreas no sólo del Gobierno de Canarias, sino también de los cabildos, ayuntamientos y agentes sociales".

Ante todo, se persigue que sea un plan viable, para lo que "será esencial que intervengan tanto las iniciativas públicas como las privadas".

La primera fase de este documento será el diagnóstico, que permitirá conocer la realidad de la lucha canaria desde todos los ámbitos, algunos de carácter autonómico y otros, insular.

Tras este análisis, se utilizarán los datos obtenidos para comenzar a poner sobre la mesa las acciones, que responderán al mandato del Parlamento de Canarias y serán sometidas a la revisión de mesas de expertos y que, una vez consideradas y verificadas, serán incluidas en el documento final.

ESTRUCTURA MÁS ÁGIL

Algunas de las medidas que se pretenden llevar a cabo ya están claras: establecer una estructura organizativa más ágil y resolutiva; fomentar competiciones con todos los sistemas de lucha, así como los sistemas individuales y los desafíos; favorecer el desarrollo de una Ley Canaria del Mecenazgo; fomentar que las nuevas construcciones escolares vayan provistas de un terrero o un espacio polivalente que garantice la práctica de la lucha o poner en marcha cursos formativos para docentes y divulgar este deporte mediante novedosas propuestas como concursos de pintura, poesía, relatos.

"Desde luego, no nos olvidamos de la presencia de la mujer en la lucha canaria, por lo que potenciaremos su papel en los distintos estamentos: como luchadora, mandadora, árbitra o directiva", explicó Isaac Castellano.

En el documento se favorecerán además la realización de estudios que tengan como temática la lucha mediante la concesión de becas o la convocatoria de premios; se incidirá en el control médico y el dopaje y se hará hincapié en la formación permanente de los luchadores, técnicos, árbitros y directivos, además de contar con un sistema de promoción por categorías.