Así se ha expresado en un comunicado difundido a los medios en relación al próximo pleno municipal, a finales de marzo, en el que el gobierno de Cort prevé aprobar la ordenanza.

Desde Actúa han asegurado que la ordenanza no tiene "consenso con las entidades en defensa de los animales" y ha pedido al Ayuntamiento que dialogue con ellas, así como con refugios de animales y voluntarios.

"Si no escuchan ahora, tendrán que escuchar el próximo 26 de mayo" ha declarado el portavoz de Actúa en Palma y número dos del partido en las elecciones municipales, Guillermo Amengual.

La ordenanza limitará a tres el número de mascotas en una vivienda plurifamiliar, si bien desde Cort matizaron, tras el anuncio inicial, que esta medida únicamente se aplicará en caso de sospecha de maltrato o de conflicto vecinal. La norma también obligará a los dueños de las mascotas que las paseen por la calle a diluir la orina, mediante agua, para evitar suciedad y olores, y contempla sanciones por comercio ilegal de mascotas, entre otras medidas.