Una cuidadora y un obrero, presuntos autores del hurto de joyas en casas de tres
Una cuidadora y un obrero, presuntos autores del hurto de joyas en casas de tres GUARDIA CIVIL

Concretamente, como presunto autor de los hurtos en una casa de Arenas de Iguaña y en otra de Torrelavega, se señala a hombre, vecino de Venta de Baños (Palencia), que fue detenido el pasado sábado, 16 de marzo.

Mientras, se está investigando a una mujer que ejercía de cuidadora de cometer el otro en una vivienda de San Vicente de la Barquera.

La Guardia Civil ha explicado que en los tres casos lo sustraído fueron joyas que posteriormente fueron vendidas y, para cometerlos, los autores aprovecharon la realización de trabajos en los domicilios de estas mujeres, una de 71 años, otra de 59 y una de 90.

La Benemérita no descarta que sean los autores de más hechos similares al haber joyas pendientes de identificar su procedencia.

En relación al hombre detenido, ha explicado que la onvestigación comenzó en noviembre del año pasado, tras tener conocimiento la Guardia Civil de Molledo del hurto de 20 joyas en un domicilio de Arenas de Iguña, donde residía una mujer de 59 años.

La Benemérita ha señalado que las pesquisas llevaron a un hombre que había estado en la casa realizando obras en 2017 y 2018,

el cual, según ha apuntado, pudo tener acceso a una de las estancias donde se encontraban las joyas en un joyero.

Del seguimiento de lo sustraído se pudo determinar que habían sido vendidas y que las transacciones estaban relacionadas con el hombre que trabajó en la casa.

Además, según la Guardia Civil, se pudo determinar la venta de otras joyas y se averiguó que algunas de ellas procedían de un domicilio de Torrelavega, donde la víctima, una mujer de 71 años, encargó una reforma en su vivienda en octubre de 2017 al hombre ahora detenido.

Y en relacióm con el tercer hurto, la Guardia Civil ha explicado que fue informada a mediados de febrero de la sustracción de diferentes joyas de oro, valoradas en unos 5.000 euros, del desván de una vivienda de San Vicente de la Barquera, en la que vivía una mujer de 90 años y su marido impedido.

La Benemérita comenzó sus pesquisas investigando a una vecina de San Vicente de la Barquera que ejercía como cuidadora de ambos.

Según la Guardia Civil, las indagaciones pusieron al descubierto que había estado realizando ventas de joyas y pudieron determinar que varias de ellas procedían de la vivienda donde trabajaba, lo que motivo que se le instruyeran diligencias en calidad de investigada ayer, lunes, 18 de marzo.

Igualmente hizo entrega de otras joyas que aún no había vendido, parte de ellas propiedad de la víctima reseñada.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.