El presidente de Cs, Albert Rivera, ha planteado que se retire a la CUP los fondos públicos que recibe del Estado por cometer "atentados y ataques" contra otras fuerzas, refiriéndose a la agresión que ha sufrido su sede en Barcelona, reivindicada por Arran, las juventudes del partido independentista.

Rivera, en una visita a la Fundación ONCE, ha dicho que "no tiene ningún sentido" que "un grupo parlamentario se dedique a atentar contra las sedes de otras formaciones", insistiendo en que no se puede dar dinero a los que "utilizan la violencia". La sede del partido ha amanecido este martes con cristales de su fachada rotos y pintadas con la firma de Arran y el mensaje "Por nuestros cuerpos no pasaréis".

Ante acciones como esta, que no es la primera que sufre la formación naranja, el líder del partido ha señalado cómo es posible que algunos aún se pregunten "por qué hay que poner freno al nacionalismo, plantar cara al separatismo y retirar los fondos a los que no respetan la ley".

Según Rivera, ha llegado ya el momento de trasladar a partidos e instituciones del Estado que "no podrá recibir dinero público quien se dedica a romper la convivencia y la democracia", planteando por eso la necesidad de abrir un debate que aborde esta cuestión.

Sobre el ultimátum que la Junta Electoral Central (JEC) ha dado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que retire las esteladas y lazos amarillos de los edificios públicos, que expira a las ocho de esta tarde, ha pedido al Gobierno que no mire a otro lado y actúe la Fiscalía si no se quitan.

"Le pido a Sánchez que en vez de legitimar los ataques de Torra al Estado y criminalizar a los que defendemos el Estado de derecho haga cumplir la ley", ha subrayado.