Catedral de Sigüenza
Catedral de Sigüenza EUROPA PRESS - Archivo

El Obispado de Sigüenza-Guadalajara ha decidido apartar de la misión pública al religioso agustino condenado en 2012 por abusos a menores y que tras salir de la prisión, en 2015, había sido recolocado como párroco en 24 pequeñas localidades del  norte de la provincia de Guadalajara.

En un comunicado, el Obispado había explicado que había acogido de forma provisional al monje agustino Celso García y llevaba a cabo "un seguimiento minucioso de su actividad para garantizar su recto comportamiento" ya que el religioso se había comprometido "a tener especial cuidado" en su relación con niños.

No obstante, fuentes del Obispado han precisado a Efe a primera hora de la tarde de este martes que el monje ha sido apartado de la misión pública y será encomendado a sus superiores, una situación que ya se estaba valorando aunque se ha acelerado ante las informaciones publicadas sobre el monje.

El religioso fue denunciado en 2010 por tres menores de 11 y 12 años de la escolanía del monasterio de El Escorial, donde era profesor y además de cumplir la condena penal entre 2012 y 2015 se llevó a cabo el "correspondiente proceso canónico", una investigación paralela a la judicial tras la cual había sido destinado a esta zona rural bajo la supervisión directa del Obispado de Sigüenza-Guadalajara para asegurar su reinserción.