Valladolid reconoce como Hijo Predilecto a Tomás Rodríguez Bolaños, un 'guardián
Valladolid reconoce como Hijo Predilecto a Tomás Rodríguez Bolaños, un 'guardián EUROPA PRESS

La entrega de este título, acompañado de la Medalla de Oro de la ciudad, se ha celebrado en un emotivo acto en el Teatro Calderón que ha servido de homenaje para el que fuera regidor de la capital entre 1979

y 1995, fallecido el pasado 2 de noviembre.

Con el discurso con el que Rodríguez Bolaños tomó posesión como alcalde el 20 de abril de 1979 ha arrancado el acto, acompañadas por una proyección de imágenes del regidor en las que aparecía con distintas personalidades a lo largo de los 16 años que ocupó el cargo.

Los encargados de recibir estos reconocimientos han sido su mujer, Irene, y sus hijos Pablo, Marta y Jorge. En nombre de la familia, Pablo Rodríguez ha agradecido a la Corporación Municipal este reconocimiento y ha defendido el "orgullo" que su padre habría sentido con este homenaje que "nunca se habría esperado".

Tras confesarse "superados" por tantas muestras de cariño, Pablo Rodríguez, quien ha participado también en el homenaje musical a su progenitor, ha asegurado que para alguien "que amaba su ciudad" como su padre, "no habría nada más grande" que el afecto transmitido en este acto, lo que demuestra, a su juicio, que además de ellos, "tenía muchos más hijos" que los acompañaron en su dolor los días posteriores a su fallecimiento. Por último, ha tenido palabras de reconocimiento para su madre, quien acompañó a Rodríguez Bolaños a lo largo de su vida.

El actual alcalde, el también socialista Óscar Puente, ha destacado el "valor" de la conciencia política de Rodríguez Bolaños, quien durante la dictadura fue despedido en dos ocasiones de la empresa en la que trabajaba por su militancia sindical, antes de vincularse al PSOE tras contactar con históricos miembros del partido como Felipe González o Gregorio Peces Barba.

"LUCHA Y SACRIFICIO"

Tras afirmar que Rodríguez Bolaños "ilumina el camino para servir a los demás", ha asegurado que "personas como él dignifican la política" y ha destacado su "lucha y sacrificio".

En su intervención, Puente ha hecho repaso del legado de Rodríguez Bolaños como alcalde, como la construcción del nuevo estadio de fútbol José Zorrilla para el Mundial de Fútbol de 1982, el nacimiento de los barrios de Parquesol y Covaresa o las primeras peatonalizaciones, al hilo de lo cual ha ironizado con la pervivencia de algunas posiciones en torno a conceptos como la movilidad sostenible.

Asimismo, ha contrastado la mayor disponibilidad de recursos de hoy en día con la "excesiva burocratización" que "hace imposible" desarrollar proyectos como la construcción del Nuevo Zorrilla en tan poco tiempo.

Por otro lado, el actual alcalde ha recordado la puesta en marcha del plan de protección del casco histórico para "poner fin a la destrucción del patrimonio" llevada a cabo en las décadas de los 60 y 70. "Siempre proclamó que ser alcalde era lo más importante de su vida", ha añadido, para a continuación destacar su "altura ética y política" y el "afecto de los vecinos" de que gozaba.

Tras él han tomado la palabra figuras de la ciudad como Gustavo Martín Garzo; la actriz Lola Herrera, el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco.

Martín Garzo ha señalado a Rodríguez Bolaños como "el guardián de esa torre que se llama fraternidad", tras lo que ha deseado que junto con su nombramiento como Hijo Predilecto y el recibimiento de la medalla, este homenaje sirviera para celebrar "la pervivencia de ese sueño".

Por su parte, Lola Herrera, ha agradecido al exregidor que invitara a muchos vallisoletanos como ella a "recuperar la ciudad" y su "amor" por ella, después de una infancia y juventud en la que la hacía sentirse "un poco extranjera".

"INTEGRIDAD"

Entre tanto, Alejandro Blanco ha basado su liderazgo "en la integridad", así como en su capacidad para "escuchar y respetar todas las opiniones". "No era un creador de consensos, más bien un moderador de consensos", ha apuntado el presidente del COE, quien ha subrayado la "importancia" que el deporte tuvo en su modelo de ciudad.

Por último, Jesús Quijano se ha referido a la "bonhomía en estado puro" que representaba Tomás Rodríguez Bolaños, un hombre "que amó la vida" y "sin un ápice de sectarismo". "No hizo más que acumular círculos concéntricos de amistad, que fueron creciendo unos encima de otros", ha sentenciado.

El encargado de conducir el acto ha sido el periodista y escritor Luis Miguel de Dios, quien ha recordado la noche electoral de los primeros comicios municipales democráticos tras la dictadura, en la que ya se perfilaba como primer edil, y en la cual transmitía "alegría y preocupación", pero "sobre todo ilusión y esperanza" en cambiar la ciudad, la cual requería "no sólo un cambio físico, sino también de alma", tarea continuada por sucesivas corporaciones municipales hasta el punto de que actualmente Valladolid "no se parece nada a la que había hace 40 años".

Tras subrayar que "Valladolid le debía este homenaje", De Dios ha concluido que "aún le debe" una calle con su nombre, reclamación que ha recibido los aplausos del público congregado en el teatro.

Entre los distintos representantes políticos presentes en el Teatro Calderón se encontraban la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virgina Barcones; el vicepresidente primero de las Cortes y expresidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, o quien le sucediera al frente de la Alcaldía en 1995, el 'popular' Francisco Javier León de la Riva.

Ya el pasado 7 de maro, la Federación Española de Municipios (FEMP), que presidió entre 1985 y 1991, le entregó a título póstumo la Llave de Oro del Municipalismo, máximo reconocimiento que otorga esta entidad a las personas que han trabajado para defender la autonomía local. Además de alcalde, Rodríguez Bolaños fue también diputado de 1993 a 2004, senador de 2004 a 2008 y procurador de las Cortes de 1983 a 1987.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.