Los conferenciantes de la jornada 'Integrando la diversidad de género en la política exterior'.
Los conferenciantes de la jornada 'Integrando la diversidad de género en la política exterior'. WOMAN FORWARD

Europa es uno de los lugares del mundo más seguros y equitativos para ser mujer y sin embargo, solo 6 países europeos han logrado alcanzar la plena igualdad de derechos legales. Si no cambiamos nada, necesitaremos esperar 202 años, hasta 2220, para que la brecha salarial desaparezca, según el Global Gender Gap Report de 2018. ¿De verdad queremos esperar tanto?

Este y otros interrogantes han sido puestos sobre la mesa en la Jornada Integrando la diversidad de género en la política exterior, organizada el pasado jueves por la fundación Woman Forward y la Asociación de Diplomáticos Extranjeros ante el Reino de España (ADE), que contó con la presencia de los ministros de Asuntos Exteriores y Defensa uniendo por primer vez a ambas carteras en torno la agenda de igualdad.

“En Europa sabemos que los equipos diversos son más creativos y eficaces. Contar con una mujer más en un puesto de alto nivel en la empresa puede aumentar su beneficio entre el 8 y el 13%, según el Fondo Monetario Internacional. Cuando las mujeres se sientan en la mesa de negociaciones de un acuerdo de paz, las posibilidades de alcanzarlo y de que ésta se prolongue más allá de 15 años e incrementan en un 35%. Por todo ello asegurar la igualdad de género no es siquiera un acto de justicia sino de inteligencia,” señalaba María Andrés, directora del Parlamento Europeo en España y keynote speaker del evento.

Por su parte el titular español de la cartera de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, destacó el papel de España como país pionero en materia de violencia de género tanto a nivel interno como internacional y puso de manifiesto el hecho de que todas las relaciones bilaterales y multilaterales del Reino de España están impregnadas por los principios de igualdad de género. “Nuestro país ha asumido el compromiso de defender los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU,” manifestó.

Sin embargo, el titular de Asuntos Exteriores ha señalado que “solo el 16% de las Jefaturas de Misión son mujeres", una cifra similar a la que registra la alta dirección de las empresas (14%) . Y ha fijado 2050 como año previsto por el Ministerio de Asuntos Exteriores para conseguir la paridad de mujeres y hombres dentro del cuerpo diplomático español. ”En este momento el número de mujeres en la carrera diplomática representa al 26% del total y creciendo, debido a la tardía incorporación de la mujeres a este ámbito de actividad”.

Según el Ministerio de Hacienda español, la brecha salarial entre hombres y mujeres, que alcanza el 16% de media en Europa, se percibe también en nuestro país y se debe, sobre todo, "al peaje de la maternidad". Una factura que a menudo pagan las mujeres con reincorporación a tiempo parcial durante una parte importante de sus carreras, cotizando menos, optando solo a uno de cada tres puestos directivos en grandes empresas e incluso cobrando hasta un 40% menos de pensión.

En los puestos que comportan una movilidad obligatoria, como en la carrera diplomática, esta dificultad se torna a veces en obstáculo insalvable y razón de abandono en la carrera a pesar de que la diversidad en el servicio público mejora la capacidad de toma de decisiones, multiplica la capacidad de respuesta de los gobiernos y eleva la confianza pública en la institución.

“El techo de cristal en Europa sigue siendo una realidad. El efecto tijera se produce en carreras como la de Periodismo, donde el 70% de las tituladas en Europa son mujeres pero apenas un 30% llega a puestos de dirección en los medios de comunicación. Peor lo tienen algunas carreras de ciencias, profesiones STEM, donde ellas se desenganchan ya en primaria y no encuentran el atractivo de estudiar para ser matemáticas, ingenieras o investigadoras. El número de chicas se ha reducido en los últimos años en estas carreras”, señalaba, María Andrés, directora del Parlamento Europeo en España.

Por su parte, la ministra de Defensa Margarita Robles ha recordado que se cumplen 30 años de la incorporación de la mujer en las Fuerzas Armadas. “De los 120.000 miembros de las FFAA españolas son mujeres 15.000 ( 12,7%). De ellas 170 se encuentran destacadas en misiones de paz, 7 son coroneles pero todavía no contamos con un general mujer”, ha señalado.

Para la titular de la cartera de Defensa, la paz no se consolidara de forma duradera si no hay un compromiso serio por parte de las mujeres. “Los contingentes de paz deben de preparar la paz haciendo que las mujeres sean las verdaderas protagonistas de la misma a través del diálogo y la mediación, como ocurre en África “, ha reflejado Margarita Robles.

Para que el feminismo actual NO sea considerado un machismo a la inversa es necesario, según señaló María Andrés, directora del Parlamento Europeo en España, "eliminar los prejuicios y tomar conciencia del sesgo inconsciente que todos llevamos dentro combatiéndolo, cuando se pueda, con medidas de refuerzo positivo como las cuotas, el liderazgo inclusivo, la visibilidad de otros roles y la creación de nuevos referentes femeninos”.

Por su parte la presidenta de Woman Forward, Mirian Izquierdo destacó la labor desarrollada por la fundación a favor de la diversidad de género y de igualar las diferencias porcentuales entre hombres y mujeres en el ámbito profesional y directivo. “Esta demostrado que donde hay diversidad hay innovación y modernidad además de registrarse mejores resultados y todo ello en beneficio tanto de hombres como de mujeres”, ha señalado.