Madrid Central
Tramo de la Gran Vía entre Callao y Plaza de España.  JORGE PARÍS

Entrar sin autorización a Madrid Central, la gran área de prioridad residencial para el distrito Centro, es motivo de sanción económica (90 euros) desde el pasado sábado, una vez que el Ayuntamiento de Madrid dio por finalizado el periodo informativo sobre la medida que se puso en marcha el pasado 30 de noviembre. Hasta este lune, primer día laborable con multas, no se ha producido ninguna incidencia destacada como consecuencia del inicio de las sanciones en el área de bajas emisiones, que el Consistorio cifró en un 5% sobre el total.

Sin embargo, la Plataforma de Afectados por Madrid Central, que agrupa a comercios, restaurantes, bares y empresas de transportes, entre otros, del distrito Centro, afirma que con el comienzo de las multas sus asociados se temen que los clientes se alejen.

Según una encuesta realizada por este colectivo para conocer la percepción del público sobre el inicio de las multas en Madrid Central, el 71,6% de los madrileños dice que no accederá al centro ante el riesgo de ser sancionado o por falta de información, el 21,6% utilizará el transporte público y el 6,6% que entrará con su vehículo y buscará aparcamiento. Como regla general, al área de prioridad residencia solo pueden entrar y circular los residentes en el distrito y los coches con etiqueta Cero Emisiones y Eco y los vehículos B y C que acudan a un aparcamiento.

En la misma consulta también se cuestiona sobre la afluencia de personas al centro durante el pasado fin de semana. El 56,6% de los madrileños opinaron que ha habido menos gente, mientras que para el 32,5% la afluencia fue similar a otro fin de semana. Para un 10,8% hubo más gente. Desde la Plataforma de Afectados señalan que, sin duda, en esta última percepción influyó la manifestación de los independentistas catalanes del pasado sábado, que durante toda la jornada tomaron las calles más céntricas de la capital.

Un portavoz de los agentes de movilidad asegura a este diario que los cortes de tráfico del sábado por la tarde con motivo de la manifestación es imposible hacer una valoración adecuada del inicio de las sanciones, aunque confirma que la ciudadanía desconoce tras más de tres meses en funcionamiento los pormenores de la iniciativa municipal. "En Madrid Central, de momento, no ha habido ninguna novedad con el inicio de las multas. Pero la gente sigue teniendo muchas dudas y preguntando", ha explicado Jesús Méndez, secretario general del Sindicato Profesional de Agentes de Movilidad (SPAM).

Los aparcamientos de la zona están siendo los grandes damnificados. Desde la asociación Amega, que agrupa a distintos propietarios de garajes de Madrid y cuenta con casi 500 asociados, denuncian que la situación de unos 40 parkings ha empeoradoi durantes este fin de semana, cifrando las pérdidas en un 30%.

"Está haciendo más daño el miedo a las multas que cualquier esfuerzo de comunicación que podamos hacer", valora su portavoz, Joaquín Puldáin. "Lo que notamos es que el que viene a Madrid Central por ocio, bien a un restaurante o al teatro, lo estamos perdiendo", concluye Puldáin. Los aparcamientos de esta asociación están intentando que sus negocios puedan aparecer en las pantallas que informan de la disponibilidad y que estarán instaladas en mayo, ya que en la actualidad carecen de medios para hacer frente a los gastos que supone la adaptación tecnológica.

Sobre la evolución del primer fin de semana de Madrid Central con multas ha hablado en Onda Madrid José Manuel Calvo, delegado de Desarrollo Urbano Sostenible. Calvo ha afirmado que "la gente ha respetado Madrid Central. El cumplimiento es del 95%. Solo el 5% de los usuarios parece que se han saltado esa obligación". "Las multas han comenzado. La Policía ha planteado las sanciones de aquellos que han incumplido, pero la mayor parte de conductores cumple, la mayor parte de los madrileños respeta Madrid Central, respeta esa obligación de no cruzar el centro", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Madrid.