Playa de As Catedrais
Playa de As Catedrais EUROPA PRESS - Archivo

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda y el Ayuntamiento de Ribadeo se reunirán este miércoles con el Gobierno central en un encuentro en el que reclamarán la señalización de las zonas más sensibles a los desprendimientos en el monumento natural de As Catedrais antes de la próxima Semana Santa.

Según informa Medio Ambiente en un comunicado, entregarán al Gobierno central las conclusiones del estudio geotécnico y geológico realizado en el lugar y exigirán esta medida con la finalidad de garantizar la seguridad de todas las personas que visiten el espacio.

Así lo ha adelantado este lunes la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, en una visita al aula de la naturaleza de O Veral (Lugo).

De este modo, la directora general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Ana María Oñoro, recibirá en Madrid el próximo miércoles a Belén do Campo, que ha solicitado esta reunión tras contar con el informe definitivo que ha elaborado la Fundación da Enxeñaría Civil de Galicia. En el encuentro también participará, a través de videoconferencia, el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez.

ACCIDENTE EN SEMANA SANTA DE 2018

La Consellería de Medio Ambiente recuerda que el estudio encargado por la Xunta tras el accidente ocurrido en la Semana Santa de 2018 era para conocer "con precisión" el estado del monumento natural y hacer una caracterización de sus espacios, tanto de la playa como de las grutas, acantilados y otros elementos, con el objetivo de poder establecer una serie de recomendaciones.

Por lo tanto, la solución que propone el equipo redactor para reforzar la seguridad durante las visitas al monumento incluye adoptar una serie de medidas e intervenciones sobre la playa, sus accesos y en el sendero habilitado para los peatones que recorre los acantilados.

En función de los resultados de la cartografía de riesgos que se ha realizado sobre el terreno, el informe recomienda, entre otros aspectos, reforzar la señalización e incluso el impacto de los mensajes referidos a los tramos y elementos naturales en los que la probabilidad de caída de material es alta o muy alta.

INCREMENTO DE CARTELES

El incremento del número de carteles en los que se advierte a los visitantes del peligro afectaría tanto a la entrada de la playa, como al propio arenal y al camino habilitado para el paso de peatones por encima de los acantilados.

Asimismo, la Fundación Exeñaría Civil de Galicia propone incluir en el recorrido al borde del acantilado una pasarela de madera de características similares a las que tiene la senda que ya existe y la instalación de miradores en zonas muy concretas, estables y seguras.

La Xunta recuerda que el monumento natural está "íntegramente en terrenos de dominio público marítimo-terrestre", por lo que le corresponde a la Administración del Estado la adopción de cualquier posible medida preventiva en la zona, en el ejercicio de sus competencias sobre costas.

Consulta aquí más noticias de Lugo.