Sánchez y Casado
Sánchez y Casado, en el Congreso. EFE / ARCHIVO

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, no podrán excusarse por los eventuales errores o discrepancias que a partir de las generales del 28 de abril puedan producirse en sus respectivos grupos parlamentarios. Opuestos en casi todo, ambos coincidieron en presentar este fin de semanas sendas listas electorales con un denominador común: están hechas a la medida de cada uno de ellos, llenas de afines y en las que los críticos han sido prácticamente fulminados. Pero mientras que en las listas de Casado llaman más la atención las incorporaciones, en las de Sánchez lo que destaca es de qué socialistas ha decidido prescindir.

El Comité Federal del PSOE refrendó este domingo las listas al Congreso, al Senado, a las europeas, municipales y autonómicas que son un «equipo de confianza» de Sánchez, según las definieron en Ferraz. Quedaron fuera socialistas que en 2016 presionaron por la abstención del PSOE en favor de la investidura de Mariano Rajoy y que apoyaron la candidatura de Susana Díaz en las primarias.

Aunque la federación de Aragón también presentó batalla hasta el final, fue la expresidenta andaluza, Susana Díaz, la gran desposeída de afines en las listas y también la única que hizo manifiesta su disconformidad. El PSOE andaluz fue el único que emitió un voto particular en el dictamen de las listas al Congreso y Senado. Allí quedó por escrito que no están de acuerdo con las listas de Córdoba, Sevilla, Cádiz y Almería. Precisamente, las cuatro donde Sánchez ha impuesto como cabeza de lista a otros tantos ministros, también contra la opinión de las bases del PSOE en Andalucía, una circunstancia que los de Díaz se guardan como un futuro as en la manga. "Tomo nota", advirtió Díaz.

Fuentes de la dirección federal prefirieron subrayar que en ese voto particular también se deja constancia de que, una vez votadas las listas, lo que toca es trabajar juntos de cara a la campaña. Díaz insistió también en esta idea al final de una reunión donde, como otros miembros de su federación, prefirió no participar en la votación a mano alzada con la que el comité federal dio la luz verde definitiva a todas las listas.

La criba llegó hasta Bruselas, donde Sánchez prescinde de José Blanco y Elena Valenciano. Por el contrario, ha hecho un hueco a su exmano derecha como secretario de Organización, César Luena, que entra como 11.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, defendió una renovación de hasta el 80% de las listas al Congreso como "la vacuna contra los riesgos que amenazan España". Tras las primarias que le dieron la presidencia del PP, la elaboración de las listas está siendo la ocasión de Casado para hacer un PP a su medida.

De momento, solo ha desvelado los cabeza de lista al Congreso, de donde salen marianistas, aunque no todos, afines a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias que aún no habían anunciado su marcha, pero también a María Dolores de Cospedal, su valedora en el Congreso. Llegan dos tipos de candidatos afines: diputados y mandos medios que pasan a encabezar listas y caras conocidas como Cayetana Álvarez de Toledo, Juan José Cortes o el periodista Pablo Montesinos.

PSOE

  • Los afines de Díaz, fuera de las listas. La presencia de sus partidarios es prácticamente testimonial. Antonio Pradas, su mano derecha, no entra ni en el Congreso ni en el Senado.
  • Blanco y Valenciano. Salen de la lista del Parlamento Europeo. También RamónJáuregui, entre otros, que ya anunció que dejaba la política.
  • César Luena. Sánchez da una salida en Europa a quien fuera su mano derecha hasta las primarias.
  • Montero, Ábalos y resto de ministros. Menos Calviño, todos van al Congreso, cuatro de ellos en las disputadas listas andaluzas.

PP

  • Álvarez de Toledo, Juan José Cortés. Los fichajes de Casado para Barcelona y Huelva. Por Málaga, el periodista Pablo Montesinos.
  • Juan Ignacio Zoido, Dolors Montserrat. Exministros que quizá vayan a Bruselas. Al Congreso, Rafael Catalá (Cuenca), Ana Pastor (Pontevedra) e lsabel G. Tejerina (Valladolid)
  • Soledad Becerril. La hasta ahora eurodiputada, hermana y cuñada de asesinados por ETA, regresa a Sevilla para encabezar su lista.
  • Rafael Hernando, Montoro y M. Maíllo. El exportavoz probablemente irá a las europeas; el exministro deHacienda y el excoordinador general del PP se han quedado fuera.