Alumnos
Un profesor en clase junto a sus alumnos. FERNANDO BLANCO

La Conselleria de Educación enviará a partir del curso que viene las notas, faltas de asistencia e incidencias sobre el comportamiento de los alumnos a los padres que lo soliciten en la matrícula a través de mensajes de móvil o con un acceso por Internet protegido con una clave.

Hasta ahora, la información a los padres la daba cada centro, y sólo unos pocos lo hacían por la Red. Con este sistema, podrán recibir si lo desean calificaciones, ausencias o amonestaciones sin coste alguno para el bolsillo.

Un superordenador permitirá centralizar los datos de todos los colegios de la Comunitat
Esta medida es posible gracias a la puesta en funcionamiento de Ítaca, un «superordenador» que va a centralizar todos los datos de los centros escolares públicos y concertados (expedientes, registros, estadísticas...), lo que reducirá en un 60% los trámites administrativos actuales. Tiene capacidad para almacenar un millón de expedientes en 10 años, y empezará a funcionar en mayo con las matriculaciones de Infantil y Primaria.

De momento ya se está formando a los equipos directivos de los centros para que se adapten al nuevo sistema, que gestionará los datos de 700.000 alumnos, 2.000 centros y 56.000 docentes de la Comunitat. Gestionará desde traslados de profesores y sus horarios hasta el comedor, bono-libro...

La Conselleria se ha marcado la cifra de un millón de mensajes SMS como volumen de envíos el curso que viene. Al siguiente (2009/2010), ya estará vigente para Secundaria y el resto de ciclos.

A la cola en PC dentro del aula

La tecnología está favoreciendo cada vez más la relación entre padres, profesores y Administración en la Comunitat, pero corre el riesgo de no implantarse a la misma velocidad dentro de las aulas. Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE), los colegios e institutos valencianos disponen de un ordenador por cada 14 alumnos, una cifra por debajo de la media nacional, situada en 9,3 estudiantes por cada computadora. La Comunitat es la segunda peor de España (sólo superada por Baleares), según los datos de la Encuesta sobre Tecnología de la Información en la enseñanza no universitaria.