Comedor escolar.
Comedor escolar. EUROPA PRESS - Archivo

La proposición de los animalistas será transmitida a las Consellerías de Educación y de Medio Ambiente, animando así a la Xunta a imitar los proyectos que, desde una perspectiva de sensibilización directa, apuestan por concienciar al conjunto de la ciudadanía.

Proponen así que en Galicia se imiten iniciativas como los 'Meet-Free Monday' que se aplican en ciudades como Oslo, Los Angeles o Edimburgo y que no se eluda el debate sobre el efecto nocivo de la industria ganadera y cárnica

La cuenta de Twiter de Naciones Unidas divulgó en los últimos días una serie de datos relacionados con la ganadería y el impacto ambiental, recuerda Libera, con cifras como que el 10% de los gases de efecto invernadero son causados por la cría de cerdos y aves, que el 80% de las tierras agrícolas se dedica a la producción de grano para la ganadería o que la deforestación es una problemática relacionada con la demanda de más terrenos para el ganado.

RECOMPENSA POR DATOS DE LOS AUTORES DE UN MALTRATO A UN PERRO

Por otra parte, Libera y FFW ofrecen una recompensa de 1.000 euros para quienes ofrezcan datos del autor o autores de un "nuevo caso de violencia" contra un perro, en la parroquia de Mourente en Pontevedra, en donde el animal fue encontrado con un lazo de caza incrustado en una de las patas.

Los ecologistas han activado la recompensa para incentivar la ruptura "del círculo de silencio" que sostienen que se produce en casos de maltrato animal.

Recuerdan, como ejemplo, casos como el de la "perra tiroteada y arrojada a una tubería de pluviales el pasado año también en Pontevedra, o los diferentes casos de perros abandonados o también disparados en otras localidades gallegas".

Los colectivos señalan que el uso de métodos no selectivos de caza es un delito y al colocar estos artefactos su responsable "puede exponerse a penas de hasta 2 años de prisión, que se unirían a posibles inhabilitaciones para la práctica cinegética".

En el caso de animales domésticos también podría suponer un delito de maltrato, penado con "un máximo de 24 meses de cárcel".

En este sentido, FFW y Libera han recordado que la vía administrativa, a través de la Ley de Bienestar Animal, facultaría la apertura de un expediente sancionador por parte de la Xunta, con sanciones que podrían ascender hasta los 30.000 euros y hacer efectiva una inhabilitación para la tenencia de animales por un máximo de 10 años.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.