Lazo amarillo
Lazos amarillos en el Palau de la Generalitat, Barcelona. MIQUEL TAVERNA

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha instado este viernes al presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, a que retire los lazos amarillos de los edificios públicos, tal y como ha resuelto la Junta Electoral Central. De lo contrario, ha recordado que este órgano puede recurrir al Tribunal Constitucional.

"El presidente [Torra] tiene que cumplir" la resolución de la Junta Electoral, ha insistido Calvo, que no se ha pronunciado si, en caso contrario, el Ejecutivo lo denunciaría a la Fiscalía pero sí ha recordado que la Junta puede recurrir al Constitucional "cuando lo consider oportuno".

"Tenemos que respetar la decisión de la Junta Electoral, las resoluciones hay que cumplirlas", ha advertido la vicepresidenta, en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este viernes que precisamente fue objeto de estudio recientemente por parte de la Junta Electoral a petición del PP y Ciudadanos, que reclamaron prohibirlas al considerar que en ellas el Gobierno hacía electoralismo al difundir sus decisiones.

En este sentido, Calvo ha comenzado su intervención afirmando que "nada honra mejor nuestro trabajo que dar cuenta a los ciudadanos de los asuntos que se tratan en el Consejo de Ministros".

Recurso ante el Constitucional

Por otra parte, en su reunión de este viernes, el Gobierno ha decidido impugnar ante el Tribunal Constitucional la decisión del Parlamento de Cataluña de crear una comisión de investigación  para investigar las "actividades delictivas o irregulares de personas vinculadas a la Familia Real" por su "radical discrepancia" con esta decisión y en base a que la Cámara catalana no tiene competencias para investigar al jefe del Estado.

"Este Gobierno no puede aceptar que sin competencias se trate de investigar la figura del jefe de Estado, en este caso, por parte de un parlamento territorial, autonómico", ha explicado la vicepresidenta, ha explicado Calvo,que ha mantizado que esta impugnación cuenta además con un informe favorable del Consejo de Estado.