Un hombre que circulaba en motocicleta cerca de las mezquitas de Christchurch que han sido atacadas este viernes, ocasionando al menos 49 muertos y decenas de heridos, ha grabado con su teléfono móvil el momento en el que un policía procedía a la detención de uno de los sospechosos del atentado terrorista.

En las imágenes, que han sido también compartidas por redes sociales, se percibe como dos policías uniformados, y armados, se acercan a un vehículo gris y sacan al conductor, que es golpeado con un arma.

El vídeo, de 44 segundos, ha sido reproducido por los diarios de Nueva Zelanda, que ya se refieren a los agentes de la policía como "héroes".

La primera ministra del gobierno del país, Jacinda Ardern, ha confirmado con posterioridad que habían sido cuatro los detenidos, aunque solo tres eran sospechosos del ataque a dos mezquitas.

Este no es el único vídeo viral sobre el atentado, porque se da la circunstancia de que uno de los asaltantes grabó y emitió en directo el ataque a una mezquita, un vídeo de 17 minutos en el que se ve cómo llega en coche y entra en un templo disparando ráfagas de metralleta.