El Ayuntamiento de Barcelona ha retirado este jueves el lazo amarillo que colgaba de la fachada del consistorio, después de la resolución de la Junta Electoral de la Zona de Barcelona que obligaba al Gobierno municipal a retirarlo.

Fuentes municipales han explicado que el Ayuntamiento "quiere contribuir a generar un clima de debate electoral sereno y constructivo que se dé en el terreno de la política y no en el ámbito judicial".

La Junta Electoral de Zona de Barcelona había ordenado este jueves a la alcaldesa, Ada Colau, retirar el lazo amarillo de la fachada del Ayuntamiento, porque considera que este símbolo vulnera "flagrantemente la neutralidad del Ayuntamiento" porque exteriorizan la ideología de determinados partidos y personas que concurren a las elecciones.

Había ordenado que lo hiciera "en la mayor brevedad posible y, en todo caso, antes de 12 horas desde la notificación" del acuerdo, que puede recurrirse a la Junta de superior categoría durante 24 horas desde la notificación de la orden.

Examinando el documento adjuntado a la denuncia, la Junta consideró que los lazos amarillos en el mobiliario público y otros símbolos y pancartas vulneran "flagrantemente la neutralidad del Ayuntamiento", porque estos símbolos exteriorizan la ideología de determinados partidos y personas que concurren a las elecciones, sostiene.

El Ayuntamiento de Barcelona había vuelto a colgar esta mañana la pancarta con el lazo amarillo que la madrugada de este jueves ha sido arrancada por un grupo de encapuchados.

Desde el Ayuntamiento han justificado esta la acción en que el Consistorio no ha recibido ningún requerimiento de la Junta Electoral Central (JEC) para que retiren este símbolo, y que por eso se ha vuelto a colocar pasadas las 8 horas de esta mañana de jueves.

Un grupo de personas con pasamontañas ha retirado este jueves de madrugada, sobre la 1.30 horas, el lazo amarillo exhibido en la fachada del Ayuntamiento de Barcelona después de que este miércoles por la tarde expirara el plazo dado por la Junta Electoral Central para quitar estos símbolos, orden que el Govern ha decidido incumplir.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.