La ordenación, como recuerda el Ayuntamiento, tiene como base el convenio de colaboración firmado entre la Gerencia de Urbanismo y la Asociación Mercadillo Histórico Popular El Jueves en el año 2010, que fija en 124 el número de puestos que se pueden instalar.

"Durante los últimos meses se han mantenido reuniones con la directiva de la asociación firmante del convenio de 2010, a la que se han ido trasladando todos los pasos y propuestas que se debían abordar para evitar el progresivo deterioro del mercadillo y los graves problemas que se estaban produciendo", insiste el Consistorio, defendiendo su participación en "una amplia asamblea de vendedores, encuentros con vecinos y comerciantes de la zona y reuniones con distintos sectores dentro del propio mercadillo".

"Hay un amplio consenso en que la intervención y la reordenación son necesarias para proteger el propio mercadillo. Y en que las condiciones de distribución de los 124 puestos que se han planteado son suficientes y garantizan el buen funcionamiento del mercado, la accesibilidad y la convivencia", ha asegurado la edil de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño

Y es que esta medida se adopta después de que "en los últimos años se haya detectado una situación de descontrol en cuanto al número de puestos y los artículos que se venden, que venía generando problemas de convivencia graves en el barrio", que fueron debatidos en la propia Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo, donde se aprobó tomar medidas para reordenar y recuperar el mercadillo del Jueves tal y como se diseñó en su origen y como se recoge en el convenio de 2010.

"Después de solicitar a la dirección de la asociación la autorregulación de acuerdo con los criterios fijados en la última reunión y previstos en el convenio de 2010", recuerda Castreño, el gobierno de la ciudad fijó como plazo para la adecuación del mercadillo el jueves 7 de marzo. Por este motivo, se realizó la pasada semana un despliegue de Policía Local para lograr la adecuación de los puestos del mercadillo al convenio de 2010 y al plan de reordenación elaborado por los servicios técnicos municipales.

"Son los vecinos y vecinas, los comerciantes e incluso los propios vendedores y miembros de la asociación quienes nos han pedido esta intervención y nos solicitan más presencia policial para garantizar el adecuado funcionamiento del mercadillo. Y ese es nuestro compromiso: proteger y poner en valor el jueves frenando su deterioro", defiende el concejal responsable del distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.