Los hechos se produjeron minutos antes de las 17.00 horas del pasado viernes, 8 de marzo, cuando una llamada alertaba a los agentes de la presencia de un hombre en la calle San Isidro, que se encontraba exhibiéndose desnudo y masturbándose delante de un grupo de niños que había en la zona.

Al presentarse en la citada calle, los agentes observaron la escena y el ahora detenido, al percatarse de su presencia, emprendió la huída de forma rápida a la vez que trataba de vestirse, mientras los policías le reclamaban que se detuviese.

Tras desobedecer a los agentes, éstos lograron interceptarle a pocos metros del lugar donde se habían producido los hechos, a la vez que el hombre se mostraba agresivo con los agentes, a los que insultó en reiteradas ocasiones y trató de agredir, tras lo cual se procedió a su detención.

Acto seguido, uno de los padres de los menores que se encontraba en la calle cuando el detenido se mostró desnudo y se comenzó a masturbar, informó a los policías de su intención de denunciar el caso en los tribunales.

Consulta aquí más noticias de Burgos.