El Ministerio del Interior ha puesto escolta al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que instruye, en otros, los casos Villarejo, Púnica o Lezo, tras denunciar que sufrió el pasado martes un allanamiento en su domicilio, según confirmaron a Efe y Europa Press fuentes policiales.

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional denunció ante la Policía Nacional que un individuo sin identificar accedió a su domicilio particular en Madrid a las siete de la tarde del pasado martes, cuando el juez no estaba en casa y un familiar se encontraba en una de las dependencias, según adelantó el diario El Mundo.

El Mundo añade que la Policía Nacional acudió al domicilio cuando otro familiar de García Castellón les alertó al encontrarse a su llegada la puerta abierta. La Policía tomó declaración al familiar del juez que se encontraba en la vivienda y buscó huellas del asaltante.

Las diligencias policiales apuntan a que este individuo estuvo varios minutos en la vivienda y recorrió varias estancias; posteriormente, salió dejando la puerta principal abierta. Fue otro familiar el que alertó de esta circunstancia al acceder a la casa.

El asaltante no sustrajo ningún objeto de valor ni documentos o el ordenador personal que utiliza el juez de la Audiencia Nacional. La puerta de acceso tampoco fue forzada, por lo que seguramente la abrió con una copia de la llave.

Según El Mundo, los "investigadores barajan la posibilidad de que lo sucedido pueda responder a un especie de "aviso mafioso" al magistrado de la Audiencia Nacional.