La Consellería de Sanidade ha señalado que Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM-OMEGA), el Sindicato de Enfermería (SATSE), Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y Unión General de Trabajadores (UGT) acordaron el contrato de continuidad, aprobado en enero, respecto al que ha asegurado que aportará estabilidad a los trabajadores. Mientras, Confederación Intersindical Galega (CIG) y Comisiones Obreras (CCOO) lo habían rechazado.

En un comunicado, la Xunta se ha pronunciado de este modo después de que este miércoles el colectivo de médicos eventuales Precarias pola Atención Primaria denunciase que este nuevo contrato -que se ofrece como alternativa a los puntuales pero cuya aceptación no es obligatoria- aumenta la inestabilidad de los empleados.

En concreto, habían asegurado que posibilitaba que se trabajase en distintos centros del área sanitaria, frente a lo que la Consellería ha apuntado que el documento recoge la "delimitación del ámbito de nombramientos" y que la zona de trabajo es muy reducida. De este modo, ha argumentado que, frente al documento actual, que permite que se trabaje en "cualquier centro del área", el nuevo reduce la movilidad a ocho subáreas, y "establece un mínimo del 60 por ciento del calendario programado".

Al respecto del nuevo modelo contractual, la Xunta también ha señalado que mejora la situación anterior, ya que prevé contratos de entre uno y tres años para los médicos eventuales de Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría de Atención Primaria.

JORNADA LABORAL

Además, ha insistido en que el acuerdo incluye "mejoras consensuadas" en relación a las jornadas y descansos en respuesta a las críticas de Precarias pola Atención Primaria, que denuncian que se les exige "estar disponibles 24 horas" al día. Así, la Xunta ha afirmado que se estipulan también "dos guardias al mes" como máximo, de acuerdo con la normativa europea.

Asimismo, el departamento de Sanidade ha detallado que la Oferta Pública de Empleo (OPE) extraordinaria de este verano incluirá 254 plazas para Medicina Familiar y 93 para Pediatría, además de 567 para diplomados sanitarios y de Formación Profesional (FP). Así, ha concretado que el objetivo es alcanzar un total de 5.000 plazas en 2020 para reducir la tasa de temporalidad al 5 por ciento y ha recalcado que esta es, además, "la oferta máxima" permitida por el Gobierno central.

PLAZAS MIR

Adicionalmente, ha recordado que ha propuesto el aumento de las plazas

de Médico Interno Residente (MIR) al Ministerio de Sanidad. En concreto, se ha reclamado un incremento del 26 por ciento para Medicina Familiar y de un 23 por ciento para Pediatría respecto a las cifras de 2017.

Ante esta situación, la profesional Maite Espantoso, miembro de Precarias Pola Atención Primaria, ha denunciado en rueda de prensa que no hay escasez de titulados, sino una 'fuga de cerebros' hacia la empresa privada y el extranjero debido a las condiciones laborales.

La Consellería de Sanidade también ha informado de que el nuevo contrato prevé una retribución anual "mínima" de 61.500 euros al año. Mientras, la profesional de Precarias pola Atención Primaria Laura Prado ha asegurado que un "salario normal" ronda los 30.000 euros anuales, por lo que se ha preguntado "cuál es el número de consultas" y el tipo de jornada laboral que conllevan que la retribución se duplique.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.