Un avión Boeing 737 Max 8 de American Airlines.
Un avión Boeing 737 Max 8 de American Airlines. JUSTIN LANE / EFE

El comandante Francisco Cruz, del departamento técnico del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), ha opinado que los dos accidentes del modelo Boeing 737 MAX ocurridos en menos de seis meses podrían deberse a un fallo técnico y a un inadecuado entrenamiento a los pilotos.

Sobre el primer aspecto, Cruz ha señalado que "a falta de más datos, parece que hubo un fallo de la sonda de ángulo de ataque" en el aparato. Según su explicación, esta sonda "hace que el timón trasero se mueva hacia arriba y el avión pique hacia abajo".

El comandante y técnico del Sepla ha indicado que al picar hacia abajo el avión "el piloto tiene que ejercer una fuerza muy alta con el estabilizador", que de no conseguirlo provoca que el aparato "caiga a una velocidad muy alta".

Sobre el entrenamiento de los pilotos, ha precisado que "no ha sido el adecuado en la transición del Boeing 737 antiguo al 737 MAX 8".

Cruz ha calificado como "muy acertada" la medida de prohibir el vuelo de este tipo de avión en todo el espacio aéreo europeo "hasta que el avión tenga todas las garantías para volar".

El accidente del pasado domingo en Etiopía es el segundo en pocos meses de un Boeing 737 MAX 8, después de que otro operado por la compañía Lion Air se estrellase en octubre en Indonesia doce minutos después de despegar por fallos en el sistema automático, lo que le costó la vida a 189 personas.