La NASA logra que el proyectil de la sonda 'Deep Impact' choque contra el cometa Tempel 1

El proyectil de la sonda Deep Impact se estrelló el lunes contra el cometa "Tempel 1" a una velocidad de 37.000 kilómetros por hora, informó el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA. La colisión ocurrió a las 08.53 hora peninsular española, tal como se había previsto, constituyéndose en uno de los proyectos de más precisión en la historia espacial de EEUU, y después de una tercera maniobra final de corrección de la trayectoria.
El cometa Tempel
El cometa Tempel
EFE

"Está confirmado. Se ha producido la colisión. Las imágenes son increíbles", dijo un portavoz de la misión en JPL en medio de los aplausos de los científicos. "Le dimos exactamente en el lugar en que habíamos planeado. Esto es espectacular", añadió.

"Ahora esperamos recibir más imágenes de lo que ha ocurrido desde el "Deep Impact". Minutos antes de realizar la modificación final de la trayectoria del proyectil, los científicos de la NASA señalaron que el margen de error en el cálculo del impacto era de menos de un kilometro.

El proyectil, llamado "Impactador", continuó transmitiendo fotografías del núcleo hasta los últimos segundos antes de la colisión, pese a que comenzaba a recibir impactos de materiales en la órbita del cometa.

Una forma extraña

Ese núcleo mide apenas 6,5 kilometros y las fotografías mostraron lo que Rick Gremmier, director del proyecto Deep Impact, calificó como una extraña forma del cometa. "Lo estamos mirando en estos momentos y su extremo es triangular. Todo depende ahora de lo que haga el cometa. Ese es el desafío", indicó poco antes de ocurrir la colisión.

Se esperaba que la colisión del "impactador" con el núcleo del cometa causara un cráter del tamaño de una cancha de fútbol y una nube de gases, polvio y hielo, materiales que se formaron en la creación del Sistema Solar.

Según los científicos, los cometas podrían ser los responsables de la vida en la Tierra por cuanto ellos habrían sido los que trajeron agua al planeta.

Maniobras previas

El proyectil, una masa de cobre de más de 337 kilogramos, se desprendió en las primeras horas del domingo de la sonda "Deep Impact", que funciona como su nave nodriza.

"Deep Impact" realizó a partir de entonces sus propias maniobras de corrección de trayectoria para situarse en una posición privilegiada para presenciar la colisión y transmitir sus resultados a Tierra.

Seguimiento en Internet

La Nasa ha preparado un seguimiento en directo, a través de Internet, de esta operación pionera en la historia aeroespacial.

El objetivo de la misión es desvelar "si los cometas son bolas de hielo sucio o de roca helada", explica el director científico de la misión Mars Express de la Agencia Europea del Espacio (ESA), el español Agustín Chicarro.

Los científicos que dirigen este proyecto esperan que el impacto suministre información valiosa sobre el núcleo que podría contener materiales prístinos desde la "gran explosión" que los astrónomos consideran originó el Universo.

Un fenómeno visible

Los expertos afirman que cualquier persona, con un telescopio o prismáticos de calidad, ha podido contemplar el resplandor que se ha producido cuando el proyectil se ha encontrado con el cometa.

Dicho resplandor podría incrementar hasta veinte y treinta veces el brillo natural del cometa, según los expertos, un fenómeno que puede durar horas e incluso días, hasta que la luminosidad regrese a su nivel original.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento