Comisión Europea
Sede de la Comisión Europea en Bruselas. Europa Press - Archivo

La Comisión Europea  ha defendido la nominación de hombres para cubrir las últimas vacantes en la dirección de las instituciones económicas de la Unión Europea (UE) ante las quejas del Parlamento Europeo por la falta de mujeres, pese a admitir que su infrarepresentación en este ámbito es "problemática". 

El presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, así lo reconoció en una carta remitida el 11 de marzo al jefe del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, quien le había transmitido la preocupación de los eurodiputados por la aparente falta de equilibrio de género en las nominaciones.

El pleno de la Eurocámara podría posponer esta semana la votación de la nominación del irlandés Philip Lane como economista jefe del Banco Central Europeo (BCE) y del italiano Sebastiano Laviola como miembro de la directiva de la Junta Única de Resolución (JUR) europea.

La elección del español José Manuel Campa al frente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) también ha generado quejas pero no se podrá posponer porque el procedimiento es diferente.

En su misiva, Juncker subraya que la Comisión no participa en la elección de los candidatos al BCE, que son propuestos y elegidos exclusivamente por los Estados miembros en un proceso que solo da un papel consultivo al Parlamento y el propio BCE.

En el caso de la presidencia de la EBA el Ejecutivo comunitario solo "asiste" a la Junta de Supervisores.

Sin embargo, la Comisión sí se encarga de proponer al Parlamento una lista de candidatos para los altos cargos dentro del Mecanismo Único de Resolución conforme a las normas europeas que piden que la elección se base en los "méritos, capacidades, conocimientos de banca y temas financieros y otra experiencia relevante" y tenga en cuenta, entre otros, el principio de "equilibrio de género".

En este sentido, Juncker defendió que la elección del nuevo miembro de la JUR ha cumplido estos requisitos y los candidatos, "hombres y mujeres", fueron evaluados conforme a estos criterios y seleccionados "en base a su cualificación para el puesto".

El presidente de la CE, no obstante, afirma compartir la opinión de que las mujeres "siguen estando infrarepresentadas en posiciones ejecutivas en los sectores de banca y servicios financieros" y "esto es problemático".

Insistió en que la CE se esfuerza por mejorar la situación y subrayó que dentro del Ejecutivo comunitario la proporción de mujeres en el cargo de director general -el máximo escalón técnico en la institución- ha aumentado del 14% al 30% desde 2014.

Actualmente, en el comité ejecutivo del BCE solo hay una mujer y cinco hombres y en la junta de la JUR, una mujer y seis hombres.

La líder de los Verdes en el PE, Ska Keller, criticó que Juncker se limite a argumentar que "se ha hecho todo conforme a las reglas" y que a la hora de la verdad el presidente "carece de una acción clara para la promoción de las mujeres en altos cargos".