Este crecimiento moderado de los precios, "conjugado con la mejora lenta pero constante de la economía, ofrece unas condiciones óptimas para que los beneficios también se trasladen a los salarios de los trabajadores".

En este sentido, UGT recuerda a la patronal riojana su ineludible compromiso firmado en el marco del ANC, que implica una subida generalizada de los salarios por encima del 2 por ciento, así como el aumento de los más bajos hasta los 1.000 euros.

"Resulta injustificable exigir esfuerzos a los trabajadores durante las etapas más críticas para luego, en los momentos de expansión y beneficios, negarles la recuperación de lo sacrificado". Y además, "el reparto equilibrado de esta riqueza supone un espaldarazo general a la economía riojana mediante la mayor capacidad de consumo y la recuperación de la capacidad de ahorro de las familias, lo que finalmente redunda en un beneficio colectivo".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.