La Central de Servicios de la Guardia Civil recibía el aviso a las 22.40 horas de que un hombre de avanzada edad había sido localizado por dos vecinos de una localidad cercana, en un paraje aislado en el monte, tumbado en el suelo y con heridas, por lo que comisionó a una Patrulla al lugar. El anciano había salido a las 9.00 horasy fue encontrado ya de noche.

Los guardias civiles se personaron en una localidad de La Bureba y, acompañados por un vecino, se trasladrona en un vehículo todo terreno cerca del lugar donde se encontraba el varón. A 600 metros de la posición del herido, tuvieron que abandonar el vehículo y continuar a pie. La orografía de la zona, el frío existente y la falta de luz complicaban el acercamiento, señala el Instituto Armado a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Al llegar a su altura verificaron la gravedad de la situación al encontrarse al herido acompañado por los dos vecinos que le habían encontrado. El hombre presentaba heridas en cabeza, cara y piernas y un cuadro de shock e hipotermia debido a la baja temperatura existente.

Para poder evacuarle se improvisó una camilla para lo cual utilizaron una escalera de aluminio y un tablón rectangular, inmovilizando al herido a la estructura con los cinturones. Tapado con una manta térmica y otra de lana facilitada por uno de los vecinos, fue trasladado hasta el vehículo y desde este hasta una ambulancia que esperaba en la localidad de origen.

A las 23.50 horas se daba por finalizado el auxilio, hora en que el hombre partía en ambulancia hasta un centro hospitalario de la capital, concluye el comunicado.

Consulta aquí más noticias de Burgos.