GUARDIA CIVIL DE ALMERÍA

La investigación dio comienzo en diciembre tras varias denuncias de propietarios de las viviendas que habían sufrido robos en sus domicilios mientras se encontraban ausentes celebrando diversos eventos familiares o sociales.

Con la información recopilada, los agentes iniciaron un estudio pormenorizado de los hechos denunciados, activando un dispositivo de vigilancias en las zonas afectadas para recabar datos sobre las personas que pudieran estar detrás de la autoría de estos hechos.

Los agentes recibieron diferente información por parte de los ciudadanos que ayudó esclarecer la manera de operar del grupo, que hacía un estudio "premeditado de la zona" y de las viviendas y controlaba las actividades de los moradores para cometer los robos una vez estos se ausentaban.

Los agentes pudieron concretar que las viviendas afectadas eran aquellas cuya primera planta tuviera un balcón y la puerta de éste se encontrara entreabierta para la ventilación de la vivienda, lo que facilitaba el acceso mediante escalo gracias a la edad y agilidad de los autores.

Una vez en el interior, sustraían joyas y efectos de pocas dimensiones y escaso peso para facilitar la huida rápidamente.

Durante la investigación se desarrollaron diversos servicios preventivos en colaboración con Policía Local de Turre y de Los Gallardos, especialmente en fechas señaladas por celebraciones de la festividad de Navidad y eventos sociales de esas fechas, las más proclives para los cometer los robos debido a la ausencia de moradores en las viviendas. Uno de los robos se perpetró mientras los moradores se encontraban celebrando una boda familiar.

Finalmente, los agentes lograron identificar a los presuntos autores de los robos en viviendas, siendo siete jóvenes involucrados, entre ellos un menor de edad, esclarecer un total de 23 robos cometidos en la zona del levante almeriense. Hay seis detenidos, entre ellos un menor, y una persona investigada.

Consulta aquí más noticias de Almería.