Estatua de Beckham
La 'falsa' estatua de Beckham. @LATELATESHOW

Aunque a veces las bromas más simples son las que generan más risas, no está nada más echar mano del ingenio y apostar por otras un poco más fuertes.

Una como la que James Corden, presentador de The Late Late Show, le hizo a David Beckham, con motivo de una estatua que su exclub, el Galaxy, tenía pensado dedicarle.

El exfutbolista, que no había visto la versión acabada de la estatua, cayó en la trampa, pero aguantó el tipo lo mejor que pudo,c alamdo y sin ningún mal gesto ante el horror que tenía enfrente: quizá su estatua menos favorecedora.

Nueve minutos de maravillosa incomodidad que han causado furor en Estados Unidos, donde ha arrasado.

"Pensé que sería divertido cambiar la estatua real con una que hiciéramos un poco menos halagadora", asegura Corden.

Lo mejor de todo, que generó multitud de mensajes alabando al ex del Real Madrid, fue la respuesta de Beckham, siempre templaado y caballeroso, hasta en los momentos donde uno puede perder la calma.