Según han informado hoy fuentes policiales, el acusado acudió el pasado 20 de febrero a una gran superficie comercial para comprar una bicicleta de 2.899 euros. Para ello, presentó en los servicios financieros del centro una serie de documentos en los que se detectaron irregularidades, por lo que sus responsables avisaron a la Policía.

Las investigaciones llevadas a cabo por los agentes del Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica permitieron comprobar que la documentación aportada era falsa, por lo que se detuvo al sospechoso el pasado 7 de marzo.

El detenido, con antecedentes, quedó en libertad con cargos tras prestar declaración en dependencias policiales, y con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.