El presidente del CIS, José Félix Tezanos.
El presidente del CIS, José Félix Tezanos. Jorge París.

José Félix Tezanos (Santander, 1946) es doctor en Sociología y milita en el PSOE desde 1973. En julio del año pasado, pidió la baja temporal de la Ejecutiva federal un mes después de ser designado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para presidir el Centro de Investigaciones Sociológicas. Recién llegado, cambió el método de exposición de los resultados de los barómetros y el PSOE empezó a subir como la espuma, con la consiguiente crítica de todos los partidos. PP, Ciudadanos y Podemos critican abiertamente sus encuestas.

Ajeno a las críticas, Tezanos defiende la tendencia al alza del PSOE  y prepara ya un estudio preelectoral al que aplicará una cocina "más sofisticada".

¿Hay forma de saber hoy qué va a pasar el 28-A?
Es totalmente imposible. Podemos saber cuáles son las tendencias: que el PSOE va a ser el partido mayoritario y que hay una tendencia de crecimiento; Vox también tiene tendencia de crecimiento, pero no sabemos cuántos votos va a tener, hay mucho votante oculto; Podemos está en descenso y Cs también. Y el PP mantiene bastante en sus feudos tradicionales. Pero no sabemos, porque hay muchos indecisos. Las elecciones las va a decidir en la ultima semana el voto de las mujeres y los jóvenes.

¿Qué votan las mujeres?
Casi todos los partidos tenían el mismo porcentaje de hombres que de mujeres, pero en este momento ya no es así. El 28-A se va a decidir el futuro de la posición de la mujer en la sociedad. Hay que leer lo que dicen algunos partidos y el hecho de que otros anuncien que van a formar tripartitos convierte por primera vez a la mujer en una bandera decisoria en unas elecciones.

¿Entiende que PP y Cs se desmarcasen en diferente grado de los manifiestos del 8-M?
Creo que saben que hay un sector en contra de esa corriente del feminismo. Hay un resabio que es muy importante en nuestras sociedades de machismo histórico. Y ese resabio tardofranquista todavía permanece y se está reactivando.

¿Puede el activismo que ha rodeado este 8-M ayudar a Vox, como reacción en contra?
Los convierte en protagonistas, son la alternativa. Y en la medida que pueda, conseguir llevarse a los otros a su terreno, lo cual es tremendo.

El voto joven se ha atribuido desde 2014 a Podemos, que cae en las encuestas...
Lo han perdido completamente.

¿Quién lo tiene ahora?
El PSOE, pero está fragmentado. Antes, el 25% iba al PSOE, que se quedó en el 10% y ahora está entre el 17% y el 19%. Parte se va a la abstención. En un momento determinado, la gente joven pensó que Podemos era su partido. Y a partir de 2016 empiezan a perderlo.

¿Por qué?
Podemos empieza a perderlo en el momento en que no apoya la primera formación de gobierno de Pedro Sánchez. Se recuperaron algo al apoyar la moción de censura, incluso la imagen de Pablo Iglesias, que es el líder menos valorado.

¿Quién se lleva el voto joven en la derecha?
Ciudadanos. Vox parece ser que está estableciendo contacto en institutos, pero en términos porcentuales es un partido muy rancio, arcaico. También el partido nacionalsocialista tenía unas juventudes que cuidaba mucho, les llevaba de cervecerías.

¿A Vox puede pasarle como a Cs en 2015, que las encuestas lo situaban muy alto pero luego su resultado fue diferente?
Es un misterio. Vox tiene un voto oculto que no sabemos cómo estimar. En el caso del voto oculto del PP sí sabíamos cómo. Ahora es muy difícil. Pero es importante, puede ocurrir que el tripartito sume y pueda gobernar.

Insiste mucho en vincular a Cs a un 'tripartito', ¿Cree que Ciudadanos ha vetado al PSOE por alguna encuesta sobre una supuesta fuga de votos a Vox?
Eso dice la leyenda. Yo dudo mucho de que una encuesta rigurosa llegue a aconsejar eso. No es que sea yo el que hable de tripartito, son ellos. Tenemos al gobierno de Andalucía, la plaza de Colón...El tripartito existe, ni siquiera se puede decir como las meigas. Existe porque lo hemos visto formando gobierno.

Pero también está la hipótesis de que, si salen las cuentas, PSOE y Ciudadanos gobernaran juntos.
Es que eso no se sabe. A priori, no se puede decir con quién no vas a gobernar, es estigmatizar a alguien.

¿Habrá mucha abstención?
Es imposible saber también. En Andalucía no se predecía que iba a ser tan alto. En la ultima semana mucha gente decidió no votar o cambiar de partido.

¿Qué indica el hecho de que el voto no se decida hasta el final?
Entre otras cosas, que hay dudas. Antes, el voto histórico se decidía por razones de clase social. Ahora la sociedad es muy volátil. Hay una revolución en el campo de las identidades y el comportamiento político. Es impredecible.

¿Con cinco partidos, funciona la Ley D'Hondt?
Creo que sigue siendo el mejor modelo, es un reparto proporcional que tiene dos problemas. Que circunscripciones pequeñas están sobrerrepresentadas y eso tiene una fácil corrección: a las circunscripciones pequeñas, darles uno o dos escaños, no tienen por qué tener tres o cuatro. Y falta una lista de restos, llevarlos a una lista nacional de 50 personas.

El PP avisa de que los votos a Vox irán al PSOE por la Ley d'Hondt.
No es cierto tampoco, pero si hubiera una lista de restos, los partidos tendrían muchos restos que aplicar. Si hay 5 partidos y circunscripciones que solo reparten 3 o 4 escaños, algunos van a quedar fuera.

A finales de marzo o principios de abril el CIS publicará una encuesta preelectoral ¿Influirá en la decisión del voto?
Muy poco. En la [encuesta] postelectoral de las andaluzas menos del 2% dice [haber conocido encuestas durante la campaña ] que le hizo cambiar de voto. El 2% puede ser mucho o poco, en el caso de España puede ser ganar el tripartito o el PSOE, ese 2 o 3 puede ser influyente.

¿Vox puede ser el tercer partido?
No lo sabemos. Hoy por hoy es imposible saberlo y lo vimos en Andalucía, pasó del pronóstico de uno o dos escaños a tener 12. Existe y es elemento clave que va a permitir que se forme o no el tripartito.

"El voto del pasado ya no explica el voto del futuro"

¿Qué piensa cuando le acusan de beneficiar al PSOE?
Saben que es mentira. Desde 2015 asistimos a un intento, sobre todo del PP, por sesgar la influencia de las encuestas electorales.Se publican proyecciones que no sabemos de dónde las han sacado. La gente dice una cosa y de pronto hay una persona que lo interpreta y dice: 'No, los ciudadanos dicen esto y quieren decir lo otro', con unas fórmulas que no se explican. El CIS publica lo que sale.

¿La solución es no hacer cocina?
Desde el momento en que existen partidos nuevos y que cada vez más gente se decide en el último momento... Como sabemos que estas estimaciones son erróneas y dan una estimación falsa, nos parecía que lo más honesto era sacar los datos tal y como están. Sí estamos, por tradición, obligados a hacer pronósticos en las encuestas preelectorales. Y ahora vamos a hacer un pronóstico.

¿Con qué factores?
Los factores que ahora permiten pronosticar tienen que ver con la duda ideológica, política o moral, no con el recuerdo de voto. El voto del pasado ya no explica el voto del futuro. El CIS es una organización de naturaleza científica; en otros hay un intento deliberado de engañar. Se está poniendo en cuestión a los que no engañamos. Vamos a utilizar un método mas sofisticado.

¿En qué va a consistir?
Desde luego, en recuerdo de voto, no. Simpatía, pero tienes que someterla a prueba de consistencia.

Se están publicando encuestas que distribuyen escaños con 1.000 encuestados.
Y hasta con 800. Lo cual quiere decir que en algunas provincias no se ha entrevistado a nadie y pese a ello hacen reparto de escaños. Nosotros desde el CIS estamos haciendo para la preelectoral una muestra de más de 16.000 entrevistas.