Un peluquero canino rompe la cola a un perro de asistencia. ¿son frecuentes estas lesiones? ¿hay solución?

  • Aunque la rotura no es frecuente, es una zona propensa a cortes y otras heridas externas.
Imagen de un perro adulto en una imagen de archivo.
Imagen de un perro adulto en una imagen de archivo.
GTRES

Las autoridades del condado de Brevard, en Florida (Estados Unidos), han detenido a un peluquero canino por romper la cola a un perro que no se estaba quieto en la ducha.

El hombre golpeó brutalmente al animal, un pastor alemán, para que "se estuviera quieto" mientras le bañaba. Tras varios golpes, levantó al can por la cola, provocándole la lesión.

La agresión fue grabada por una cámara de seguridad del centro, pero el departamento de policía del condado ha preferido no difundir las imágenes debido a su crueldad.

El perro, de ocho años y ayudante de una persona con movilidad reducida, ha tenido que ser intervenido y ha perdido, finalmente, la cola. Por su parte, el detenido permanece en prisión bajo fianza y se enfrenta a un delito de crueldad animal.

Lesiones más frecuentes

Esta brutal agresión abre preguntas a responder sobre esta extremidad. ¿Suelen ser frecuentes lesiones y roturas en esta zona del cuerpo de un perro?.

El veterinario José Luis Vázquez señala que no son frecuentes las roturas, aunque existen razas en las que más habitual, como el caso del galgo, el whippet o el Lurcher. Aunque en general, Vázquez indica que roturas o lesiones suelen ocurrir por despiste del perro o de sus dueños. "Lo más común es que esto se dé por despiste con puertas, sobre todo puertas de garaje. El animal pasa, la puerta se cierra y le pilla la cola". 

Sin embargo, las lesiones más frecuentes suelen ser cortes en la piel de la zona o heridas externas, "sobre todo en la punta de esta extremidad", indica Vázquez. 

La cola del perro está compuesta por numerosos músculos y terminaciones nerviosas además de entre 5 y 20 huesos. Se trata de una extremidad más del cuerpo del animal, "como un dedo para una persona", dice Vázquez. 

¿Tiene solución una rotura?

"Normalmente, si la herida es externa tiene fácil curación. Si no hay amputación de alguna parte de la cola o no existe traumatismo, se procede a curar y restaurar de manera similar a una persona", cuenta Vázquez. 

En caso de que exista traumatismo o la herida sea muy interna "a veces hay que amputar todo el miembro". Aunque asimismo Vázquez señala que para estos casos existen ya prótesis o implantes.

Sea como sea, este profesional veterinario indica que es importante tener en cuenta la cola de nuestras mascotas, ya que es una parte más de sus cuerpos. Su pérdida conlleva problemas al animal "como la pérdida misma del equilibrio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento