El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 14.23 horas. En la llamada se indicó que eran un grupo de personas y un hombre había caído por un desnivel. Creían que la caída era de más de 50 metros.

Así, se movilizó al equipo de rescate de bomberos del SEPA, a bordo de la aeronave medicalizada y a los efectivos de bomberos del parque de Coballes, en Caso.

Una vez en la zona, el piloto de la aeronave realizó una operación de apoyo de patín en un saliente para dejar en tierra a la médica-rescatadora y a dos bomberos-rescatadores. Estos quedaron, a unos 40 metros de distancia de donde se encontraba el varón herido, en una zona de muy difícil acceso, debido a la pendiente del terreno, según indican desde el SEPA en nota de prensa.

Tras alcanzar al herido, médica y bomberos rescatadores procedieron a estabilizar al afectado, administrándole medicación, e inmovilizándole. Para ello le colocaron el collarín y el ferno y una férula en una de las extremidades que tenía lesionada. El siguiente paso del grupo de rescate fue proceder al izado del herido, en camilla, junto a la médica-rescatadora, a la aeronave. Para ello se ejecutó una operación de grúa en la que se desplegaron más de 35 metros de cable.

Una vez a bordo todos los integrantes del equipo, se inició el proceso de evacuación al HUCA. El grupo de rescate dio por finalizada la intervención a su llegada a base, a las 17.05 horas.

La sala del 112 del SEPA informó del incidente a la Guardia Civil y al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU).

Consulta aquí más noticias de Asturias.