El balance aprobado hoy, que representa un indicador de la liquidez de la entidad, permite conocer también que el número de facturas tramitadas el pasado año en el Ayuntamiento fue de 30.919, el 84,77% de las cuales se presentó en formato electrónico, frente al 61,15% del año anterior.

Por otra parte, el periodo medio de pago a proveedores se situó en diciembre de 2018 en 14 días, mientras el mismo mes de 2017 se tardaba en pagar 18 días y en 2016 fueron 21 días. La media de las corporaciones locales se sitúa en torno a 75 días.

Con estos datos, el Ayuntamiento cerró 2017 y 2018 con un remanente de tesorería positivo y una reducción del endeudamiento municipal del 25% desde 2014.

Tanto la deuda a largo plazo como a corto se redujo en los últimos cuatro años de 229,7 M€ a 182,5 M€. La deuda financiera consolidada se sitúa actualmente en el 48,6% (sin imputación del tranvía), mientras en 2014 era del 63,4%, muy lejos del límite del 110% que establece la ley.

La imputación de la deuda del tranvía en 2016 -se encuentra pendiente de resolución el contencioso presentado por el Ayuntamiento- provocó un incremento hasta situarse en el 101%, y tan solo dos años después ha disminuido hasta el 92,5%.

Consulta aquí más noticias de Murcia.