El embajador de España en Egipto, Antonio López Martínez, pregona el sábado 8 de marzo la Semana Santa de Lorca, declarada fiesta de interés turístico internacional en 2007, en un acto que se celebrará a las 21:30 horas en la colegiata de San Patricio.

López Martínez (Lorca, 1945) es doctor en Derecho y miembro de la Carrera Diplomática desde 1977. Fue nombrado embajador en Egipto en mayo de 2006 y entre 2001 y esa fecha fue embajador de España en Jordania.

Tras ocupar diversos destinos en las representaciones diplomáticas españolas en Rumanía, Marruecos y Comunidades Europeas, fue subdirector general de Cooperación Técnica y Científica, embajador en Zaire y director general del Instituto de Cooperación con el Mundo Arabe, Mediterráneo y Países en Desarrollo.

Desde hace seis años son las cofradías de la Semana Santa de Lorca las que eligen al pregonero de los desfiles, que debe ser lorquino y de una de las dos cofradías mayoritarias, alternando cada año entre un miembro del Paso Blanco y uno del Azul, color al que pertenece el embajador en Egipto.

Esta normativa se puso en práctica con el catedrático de Geografía de la Universidad de Alicante, Antonio Gil Olcina y continuó con la historiadora y escritora Rosalía Sala, pregonera del año 2004, continuó con el jefe del Servicio Jurídico del Estado del Tribunal Supremo, Ricardo Miñarro Montoya.

En los dos últimos años han sido pregoneros los catedráticos de las universidades de Murcia y La Laguna (Tenerife) Pedro Guerrero y María Arcas Campoy, que dará el testigo a López Martínez.

Con anterioridad han sido pregoneras de la Semana Santa de Lorca el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, el diplomático Inocencio Arias o el nuncio apostólico del Papa en España, Manuel Monteiro de Castro, entre otras personalidades.

Montaje de sillas

También mañana comienza en Lorca el montaje de las tribunas que contendrán las 10.200 sillas para presenciar los desfiles bíblico-pasionales de la Semana Santa de Lorca, que este año tienen precios que oscilan entre 34 y los 50 euros, y que provocará el corte el trafico rodado en la avenida Juan Carlos I, principal arteria de la ciudad a partir de las 7 horas .

En el tramo de esta avenida comprendido entre las calles Ovalo y Floridablanca, estará prohibido el estacionamiento de vehículos.

Asimismo estará cortado al tráfico con señalización fija el Ovalo de Santa Paula, por lo que los usuarios de vados de Juan Carlos I y la calle Musso Valiente solo podrán entrar a sus garajes con una tarjeta de autorización visible en el vehículo, que deberán retirar de las dependencias de la Policía Local.

Los automovilistas entrarán en sus aparcamientos privados a través de la Alameda de Menchirón y en el caso de que los garajes estén en las calles Poeta Carlos Mellado o Presbítero Emilio García la entrada a los mismos se realizará a través de la calle Lope Gisbert.

La avenida Juan Carlos I tendrá abierto al tráfico un solo carril de circulación en sentido Murcia para el acceso de vehículos destinados a carga y descarga entre las 10:00 y las 12:00 horas.

Los autobuses urbanos seguirán el itinerario habitual, con la excepción de que se les permitirá la entrada a Juan Carlos I por la calle Poeta Carlos Mellado.