Arrimadas y Villacís, increpadas en la marcha del 8-M
Arrimadas y Villacís, increpadas en la marcha del 8-M. TELEMADRID

PP y Ciudadanos han sufrido durante este 8-M diversos episodios de acoso por parte de radicales que han acudido a algunas de sus sedes y actos durante este viernes. Ambas formaciones, así como su líderes, Pablo Casado y Albert Rivera, han denunciado lo sucedido en sus redes sociales.

Un grupo de radicales feministas han protestado ante la sede de Ciudadanos en Madrid, gritando consignas contra la gestación subrogada y diciendo que el feminismo que defiende este partido no las representa.

Rivera, así como otros miembros de la formación ha denunciado lo sucedido en cuenta de Twitter.

Horas después, en la manifestación de Madrid, dirigentes de Ciudadanos como Inés Arrimadas y Begoña Villacís han sido increpadas por manifestantes que les pedían que se marcharan de la marcha porque "no las querían ahí". "¿No nos quiere quién?", ha respondido Arrimadas, que seguidamente junto a sus compañeras ha comenzado a cantar "Libertad".

Problemas para Casado en la C. Valenciana

El PP ha trasladado al interior de una guardería de Castellón un acto de atención a medios que el presidente del partido, Pablo Casado, inicialmente iba a realizar fuera del recinto debido a la protesta protagonizada por unas 200 mujeres que se han concentrado en el lugar y han coreado consignas como 'Pablo Casado es el patriarcado' o 'Casado machista, estás en nuestra lista'. Asimismo, portaban una pancarta con el lema 'Casado yo te hubiera abortado'.

El líder del PP había programado en su agenda celebrar el Día de la Mujer en la Comunitat Valenciana con este acto en Castellón, en el que había previsto una visita a la escuela infantil Fabulinos y una comparecencia ante los medios previa en el exterior del centro. Sin embargo, ante la presencia del grupo de unas 200 mujeres jóvenes se ha decidido trasladar las declaraciones al interior de las instalaciones.