Grietas en la calzada
Varias grietas en la calzada de la calle Cerro de la Plata.  JORGE PARÍS

Los baches, grietas y socavones llevan años siendo una pesadilla constante para los madrileños, ya sean viandantes, ciclistas o conductores. La falta de inversión prolongada en el tiempo ha colocado el estado de las aceras y calzadas en un nivel tercermundista para una de las principales capitales europeas. El actual Gobierno municipal ha intentado mejorar esta situación destinando importantes partidas para el arreglo de las vías públicas, pero a tenor de los resultados actuales parece que aún no lo ha logrado.

Según los datos que figuran en la liquidación del presupuesto municipal del año 2018, a los que ha tenido acceso 20minutos, el Ayuntamiento de Madrid, a fecha de 31 de diciembre, solo había ejecutado 5,8 millones de euros de los casi 100,5 previstos en la partida de pavimentación de vías públicas, es decir: del dinero destinado al mantenimiento y la reparación de las aceras y las calzadas de la ciudad. Esto supone que se ha gastado poco más del 5% del presupuesto destinado para tal fin.

El estado del pavimento de la ciudad ha sido una de las principales reclamaciones de los vecinos durante la legislatura junto a la limpieza de la calles. Según la Memoria Anual de Sugerencias y Reclamaciones del Consistorio, en 2017, las quejas por el estado de aceras y calzadas aumentaron un 62%. El informe de 2018 aún no está disponible, pero el Grupo Municipal Ciudadanos ya denunció esta situación en una comisión el año pasado y ofreció datos: en Madrid cada mes se producen más de 3.000 reclamaciones por el mal estado del pavimento.

Su portavoz, Begoña Villacís, critica la falta de ejecución del Gobierno de Ahora Madrid y aporta cifras: en toda la legislatura se han presupuestado 122 millones de euros para infraestructuras, aunque apenas se ha realizado el 30% de las actuaciones previstas. También este mandato se han destinado 285 millones de euros para el mantenimiento urbano, pero se ha gastado solo el 13%. "Mientras en estos cuatro años Carmena se ha dedicado a gestionar para los suyos, Madrid se ha dejado de gestionar y estos datos son la prueba más clara", asegura Villacís.

Para la candidata de la formación naranja a la Alcaldía, "por suerte el populismo en Madrid tiene fecha de caducidad y a partir del 26 de mayo cuando gobernemos nos centraremos en gestionar todas aquellas cosas que aunque sean poco lúcidas para Carmena redundan directamente en la mejora de la calidad de vida de los madrileños".

Desde el Área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid  explican que el 98% de esos 100 millones corresponde a dinero que proviene de las denominadas Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS), un dinero presupuestado que el Ayuntamiento no gasta finalmente y que la ley permite volver a invertir bajo una serie de requisitos.

"Como establece la normativa, pueden ejecutarse en dos años (antes de 2018 debía hacerse en el año en curso). Por tanto, las IFS de 2018 podrán ejecutarse hasta el 31 de diciembre de 2019", señalan desde Economía. "En todo caso, de estos 100 millones, más de la mitad se ha licitado este año", informan. Las mismas fuentes recuerdan que "en 2018 la ejecución de IFS llegó a los 271 millones de euros en más de 1.200 proyectos, lo que representa un 80% más que el ejercicio anterior".

La 'Operación Asfalto' sigue en marcha

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, anunció el pasado mes de junio la puesta en marcha de "la mayor operación asfalto de la historia de la ciudad". El Gobierno municipal destinó más de 40 millones de euros para la renovación de unas 320 calles repartidas entre los 21 distritos, varios tramos de la M-30, doce túneles y un paso inferior.

La previsión municipal en un principio era que las actuaciones se prolongasen hasta el mes de octubre, pero la realidad ha sido bien distinta. La medida para la renovación de una superficie de 2.364.847 metros cuadrados sigue en marcha y supera en la actualidad el 70% de ejecución.

Lo reconoció el propio Calvo en la comisión del ramo del pasado 23 de enero. Y lo explicó así: "Estamos satisfechos del grado de ejecución de la operación Asfalto sabiendo que hemos encontrado un problema fundamental, más allá de todo lo que ha hablado de las lluvias, de las temperaturas, que eso es lo que ocurre cualquier año. El problema que nos hemos encontrado es la judicialización del acuerdo marco, que nos ha impedido tener el acuerdo marco disponible para poder desarrollar las obras a lo largo de todo el año 2018".

El edil de Ahora Madrid recordó que este dispositivo de asfaltado "supera en 300.000 m2 toda la operación de renovación de calzadas" que hizo el anterior Gobierno municipal liderado por Ana Botella, que en 2013 no destinó un solo euro a estas intervenciones.

Consulta aquí más noticias de Madrid.