Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo (Wikipedia)
Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo (Wikipedia) Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo (Wikipedia)

El origen del Día Internacional de la Mujer Trabajadora siempre ha generado una gran controversia. Según algunas fuentes históricas, la celebración se remonta a agosto del 1910, en el transcurso de la II Conferencia Internacional Socialista de Copenhage y habría sido Rosa Luxemburgo quien habría propuesto dedicar este día a las mujeres.

Otros apuntan a que fue su compañera Clara Zetkin, socialdemócrata alemana, quien propusiera en la revista que dirigía, el 'Die Gleichheit', que el 8 de marzo se dedicara a las mujeres, en conmemoración al día en el que el rey de Prusia, durante la revolución de 1848, prometiera el voto de la mujer. Promesa que después quedaría en el olvido.

Rosa Luxemburgo, junto a Clara Zetkin y Karl Kiebknecth crearon el gruo Internacional el 5 de agosto de 1914, el cual se convertiría más tarde en la Liga Espartaquista, desde la que escribirían decenas de publicaciones a favor de la igualdad de las mujeres. Fueron setenciadas en 1916 a dos años y medio de prisión por "intentar provocar una huelga general" contra el gobierno alemán del káiser Guillermo II.

Hay fuentes que apuntan a que fue la revolución bolchevique la que impuso el 8 de marzo como el Día de la Mujer. El 23 de febrero de 1917 en el calendario juliano, que corresponde con el 8 de marzo del gregoriano. Ese sería el día en el que las mujeres trabajadoras de San Petersburgo se manifestaron contra la guerra y la falta de alimentos.

Sin embargo, existen voces que aseguran que para dar un tizne universal y menos políticamente caracterizado al día de la lucha feminista, se prefirió omitir la referencia a la Revolución rusa y conectarlo con un episodio irreal pero probable de la historia del movimiento obrero de Estados Unidos.

Quemadas en una fábrica

Así surge otra de las leyendas alrededor del origen de este dia se remonta a los inicios de marzo de 1908 en Nueva York. Cuentan que en esos días, las empleadas de la fábrica de camisas Cotton declararon una huelga de cuatro meses en protesta por las condiciones insoportables de trabajo. Al parecer, el dueño, Mr. Johnson, no aceptó los paros pero las trabajadoras siguieron ocupando la fábrica y alguien cerró las puertas, hecho que desencadenaría un incendio en el que morirían 129 mujeres.

Lo cierto sobre esto es que este incendio no tuvo lugar el 8 de marzo sino el 25 de marzo pero de 1911. Según la información que puede encontrarse en el Museum of the City of New York, que se encuentra en el Upper East Side, la historia de la 'Cotton' es en realidad la adaptación, con fines propagandísticos de movimientos de izquierdas, de un incendio que ocurrió tres años después del citado y en la fábrica Triangle Shirwaist Company en la que morirían 140 personas, no solo mujeres, sino también inmigrantes y niños.

Las mujeres de la 'Triangle' trabajaban sesenta horas a la semana y en condiciones de disciplina férrea por parte de los supervisores, que cerraban con llave las puertas de la fábrica para que no pudieran salir ni un segundo durante su jornada de trabajo. Los verdaderos nombres de los propietarios eran Max Blanck e Isaac Harris, que fueron absueltos en el proceso penal pero no de la causa civil.

Oficial desde 1975

Sea como fuere, este día de lucha y celebración de la mujer se hizo internacional el 19 de marzo de 1911 fecha en la que más de un millón de mujeres participó públicamente en él, reivindicando el derecho al voto, la ocupación de cargos públicos, el derecho a trabajar, la discriminación y la educación.

Los actos del 8 de marzo se conmemoran en todo el mundo desde su institucionalización por Naciones Unidas en 1975, con el objetivo de poner en valor a la mujer y de terminar con las diferencias entre hombre y mujer.