Deuda pública
La deuda pública valenciana supera los 46.000 millones de euros. EUROPA PRESS

Si la deuda pública que actualmente tiene la Comunitat Valenciana tuviera que ser pagada por sus habitantes, cada valenciano se vería obligado a desembolsar 9.300 euros. Esta elevada cifra es el resultado de dividir los 46.018 millones de euros de endeudamiento de la Generalitat entre los casi cinco millones de habitantes de la autonomía. Cinco años antes, a cada valenciano le habría tocado pagar 6.549 euros, y 2.749 euros hace una década.

Así lo pone de manifiesto el propio Gobierno valenciano en el análisis sobre la deuda pública que ofrece el portal GVA Oberta, cuyos últimos datos corresponden al tercer trimestre de 2018.

La deuda apenas ha caído en 169 millones de euros respecto a 2017, cuando se situó por primera vez por encima de los 46.000 millones. En 2015, cuando accedió al Consell el actual Gobierno formado por el PSPV y Compromís con el apoyo de Podemos, la deuda era de 42.003 millones de euros.

La parálisis en la reforma del sistema de financiación que viene pidiendo la Generalitat a los sucesivos gobiernos centrales ha impedido cortar de raíz el crecimiento desbocado de la deuda, que se disparó a partir de 2008 con la crisis económica.

Si hasta entonces se había mantenido en el entorno de los 10.000 millones, en 2010 se duplicó hasta los 20.119 millones de euros, en 2012 escalaba hasta los 30.065 millones y en 2014 se disparaba hasta los 37.422, durante los últimos años de Gobierno del PP de Alberto Fabra.

Aquella crítica situación de déficit estructural hizo que la Comunitat Valenciana se adhiriera al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), un instrumento del Estado para las comunidades autónomas a las que los bancos ya no prestaban más dinero. Desde entonces, los recursos estatales han sido la principal fuente de financiación de la Generalitat. De hecho, en la actualidad, de los 46.018 millones que conforman la deuda total, 38.734 millones provienen de instrumentos de financiación del Estado, es decir, el 84%. El resto de la deuda está en manos de entidades financieras y otros organismos.

De este modo, el principal acreedor de la Comunitat Valenciana es la propia Administración Central, lo que, según apuntan algunos expertos y reclama el Consell, puede derivar en el futuro en una quita parcial o total. En comparación con sus ingresos corrientes, si en 2017 la Comunitat los hubiera destinado íntegramente a pagar la deuda, habría necesitado multiplicarlos por tres y medio.

En el conjunto de España, solo Cataluña, con un pasivo de  78.506 millones, supera a la Comunitat Valenciana como la autonomía más endeudada. Por detrás figuran Andalucía (34.300 millones) y Madrid (33.072 millones de euros).

València baja su deuda en 113 millones

Por lo que se refiere a la deuda municipal, el pasado año 2018 fue el de mayor reducción para el Ayuntamiento de València, al disminuir en 113 millones de euros y situarse en 446 millones. En los tres últimos ejercicios, ha bajado en 338 millones, lo que ha permitido al Consistorio salir del Plan de Ajuste del Ministerio de Hacienda antes de lo inicialmente previsto.

Consulta aquí más noticias de Valencia.