Padres inminentes, decepcionados con el Gobierno: "Lo deberían haber dicho antes, no te haces tantas ilusiones"

La ampliación a ocho semanas del permiso de paternidad se retrasa al 1 de abril.
La ampliación a ocho semanas del permiso de paternidad se retrasa al 1 de abril.
CEDIDA - Archivo
La amplicación del permiso de maternidad se aplaza al 1 de abril, siendo este el segundo retraso que sufre la medida estrella del Gobierno, justificando que fue por errores en el texto.Anna Bartolomé y Charlie Ruiz esperan a su primer hijo para el 17 de marzo y su historia representa como pocas las consecuencias de que el Gobierno haya decidido retrasar hasta el 1 de abril la entrada en vigor de la extensión de los permisos de paternidad de cinco a ocho semanas. Aun teniendo margen más que suficiente para que se retrasara la publicación en el BOE, con lo que no contaban era con quedarse sin tres semanas porque la medida no se hará efectiva hasta un mes después de que el Gobierno diera luz verde el pasado 1 de marzo.

Anna Bartolomé y Charlie Ruiz esperan a su primer hijo para el 17 de marzo y su historia representa como pocas las consecuencias de que el Gobierno haya decidido retrasar hasta el 1 de abril la entrada en vigor de la extensión de los permisos de paternidad de cinco a ocho semanas. Aun teniendo margen más que suficiente para que se retrasara la publicación en el BOE, con lo que no contaban era con quedarse sin tres semanas porque la medida no se hará efectiva hasta un mes después de que el Gobierno diera luz verde el pasado 1 de marzo.

"Si lo hubieran dicho desde el principio, ya lo llevas, no te haces tantas ilusiones, lo deberían haber dicho antes" dice Charlie, que trabaja como ingeniero en una empresa de energía renovables.Allí, dice, aún no ha empezado a hablarse sobre la ampliación del permiso de paternidad porque tanto el comité de empresa como recursos humanos están estos días más ocupados con la huelga feminista de este viernes.

En apenas unas semanas, esta pareja ha pasado del "palo" cuando el Congreso rechazó los Presupuestos para 2019 que incluían la ampliación del permiso de paternidad a la esperanza de ver que quizá les tocaría a ellos cuando el viernes pasado el Consejo de Ministros aprobó esta medida por real decreto.

Han pasado toda la semana mirando el BOE para ver si se publicaba el real decreto que al final se ha retrasado hasta este jueves. Para su decepción, frente a lo que es habitual, los permisos de paternidad de ocho semanas no serán una realidad hasta el 1 de abril. Para entonces, su bebé ya habrá nacido. "Salimos de cuentas el 17 de marzo. Por mucho que tengan que inducirlo, sería el 28 de marzo. No llegamos al 1 de abril, por muy poquito pero no llegamos", lamenta Anna, responsable de experiencia de cliente en una empresa de telecomunicaciones.

"Veíamos difícil que ocurriera antes de fin de legislatura", explica Charlie sobre lo que se les pasó por la cabeza cuando se empezó a hablar de ampliar la baja de paternidad. "Pensamos que ójala se pusiera", dice Anna.

Pero no va a poder ser. Este jueves ha llegado el jarro de agua fría en forma de disposición final segunda, sobre la entrada en vigor del real decreto ley de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, que así se llama. En general, será efectivo este viernes, salvo varios artículos, entre ellos la extensión de las bajas de paternidad.

Ellos no serán los únicos que se quedarán en tierra con cinco semanas de baja de paternidad en lugar de las ocho que tendrán los hombres que sean padres apenas días después. Según la media diaria de las que se solicitaron en 2018, 700 hombres se verán afectados al día. Si se empieza a contar desde que este viernes, 8 de marzo, entre en vigor parte del real decreto pero no lo que afecta a los permisos de paternidad, serían 16.800, según la estadística.

Este jueves unas 300 personas han firmado una petición en la plataforma change.org para pedir que el permiso de paternidad de ocho semanas sea retroactivo al 1 de marzo, la fecha en la que el Consejo de Ministros aprobó el real decreto. "Voy a ser padre en marzo y esto es una tomadura de pelo", ha comentado uno de los firmantes.

Sin abuelos en Madrid

Anna es catalana y Charlie, vasco, y ninguno de los dos tiene a su familia en Madrid, donde residen y donde nacerá su hijo. Contar con tres semanas menos de baja de paternidad no es ninguna tontería. Las cuentas, claro, estaban hechas. "Sí nos supone", dice Charlie. Tener ocho semanas en lugar de las cinco que le corresponderán habría supuesto "no llevarle a la guardería tan pronto". "Yo tendré que reincorporarme en septiembre. Ahora tenemos que tirar de otros recursos de abuelos, pero al no tener familia aquí [en Madrid], la logística con el niño es más complicada", dice Anna.

Aunque "decepcionados" por los retrasos por parte del Gobierno y por la forma de "comunicarlo, porque creímos que nos iba a tocar", prometen no guardar rencor a los padres que lo sean a partir del 1 de abril y puedan acogerse a las ocho semanas de baja. Y de declaran "totalmente a favor" de la ampliación de los permisos de paternidad. "La igualdad entre hombres y mujeres empieza por la conciliación familiar", asegura Anna.

Y quién sabe si podrán beneficiarse de doce o dieciséis semanas si vuelven a ser padres en 2020 o a partir de 2021. "Veremos a ver, si sigue la medida y no la echan atrás", se resigna Charlie.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento