¡No te vuelvas loco! Diez consejos para sacar el máximo rendimiento al maletero de tu coche.
Un maletero amplio es uno de los elementos indispensables a la hora de elegir un vehículo familiar. Freepik

A pocos días de dejar atrás el invierno y dar comienzo a la primavera, la paulatina llegada del buen tiempo favorece el aumento de los desplazamientos en carretera. Escapadas de fin de semana o largos trayectos para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Da igual el destino, la guerra con el maletero del coche está (casi) siempre servida.

Un maletero amplio es uno de los elementos indispensables a la hora de elegir un vehículo familiar. Eso sí, conviene tener claro cómo distribuir las maletas dentro de él para no desesperarse antes de iniciar el viaje. Si tienes pensado cargar tu maletero próximamente, no te vuelvas loco y sigue estos diez consejos para sacar el máximo rendimiento a este espacio.

  1. Maletas grandes y pesadas, al fondo. Aprovecha la parte posterior del maletero para incluir ahí todo el material más pesado. De esta forma, podrás colocar encima aquellas bolsas de menor tamaño.
  2. Planifica. Prueba a juntar todo lo que crees necesario llevar antes de empezar a colocarlo en el maletero, así verás el volumen de cosas que vas a utilizar.
  3. Toma decisiones. Evita coger elementos innecesarios y céntrate en lo verdaderamente importante. Puedes hacer una lista si lo necesitas, así podrás priorizar a la hora de elegir qué quieres transportar.
  4. Aprovecha todos los espacios. Por increíble que parezca, entre bolsa y bolsa siempre queda hueco para algún detalle.
  5. Las maletas con ruedas, mejor hacia arriba. De esta forma, evitaremos cualquier posible e inoportuno desplazamiento cuando pongamos en marcha el coche.
  6. Necesidades, a la vista. Deja siempre una bolsa pequeña con una botella de agua, unas gafas de sol u otro elemento que puedas necesitar a la vista. Si por cualquier razón debes parar y buscar algo en el maletero, que esto no suponga volver a iniciar el proceso.
  7. Abrocha los cinturones. Aunque no vayan ocupantes en los asientos de atrás, conviene abrochar estos cinturones. El objetivo es ayudar a retener el equipaje en caso de colisión, evitando que salgan disparados hacia delante.
  8. Evita elementos sueltos. Un objeto suelto a cierta velocidad podría multiplicar su peso de manera exponencial. Sujeta las maletas correctamente y no lleves ningún objeto suelto por el maletero.
  9. Más peso, más combustible. Recuerda que llevar el maletero excesivamente cargado derivará en un mayor gasto de combustible.
  10. Paciencia. Por último, no dejes que los nervios o la desesperación se apoderen de ti. Comienza a organizar el maletero con tiempo y, si notas que comienzas a agobiarte, tómate un pequeño descanso.